Skip Navigation Archive: U.S. Department of Health and Human Services U.S. Department of Health and Human Services
Archive: Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archival print banner

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Algunas complicaciones relacionadas con el embarazo se ven minimizadas en mujeres que han tenido una cirugía para pérdida de peso

Noticias en español, 18 de noviembre de 2008

Some Pregnancy-related Complications Minimized for Women Who Have Had Weight-loss Surgery

Las mujeres que se someten a una cirugía para pérdida de peso, conocida como cirugía bariátrica, y luego quedan embarazadas después de haber perdido peso, pueden estar en menor riesgo de desarrollar diabetes y alta presión relacionadas con el embarazo—complicaciones que pueden afectar gravemente a la madre o al bebé—que las mujeres embarazadas que son obesas, según nuevos hallazgos de la Agency for Healthcare Research and Quality (AHRQ; Agencia para la Investigación del Cuidado de la Salud y la Calidad), que se publican en la revista del 19 de noviembre de JAMA (Revista de la Asociación Médica Estadounidense).

Los hallazgos son parte de una evaluación de evidencia que fue dirigido por la Dra. Melinda A. Maggard, M.D., de la University of California en Los Ángeles, y la RAND Corporation en Santa Mónica, California, y la realizó el Southern California Evidence-Based Practice Center (Centro de Práctica Basada en la Evidencia de California del Sur) de la AHRQ, en RAND. La evaluación se basó en hallazgos de 75 estudios, incluidos tres que comparaban los embarazos de mujeres no obesas contra los de mujeres obesas, así como embarazos de mujeres que habían perdido peso mediante cirugía. La evaluación de evidencia se realizó a pedido del American College of Obstetricians and Gynecologists (Asociación Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos).

En un estudio de bandeo gástrico laparoscópico, una clase de cirugía bariátrica, los autores hallaron que ninguna de las mujeres que habían sido sometidas a cirugía desarrollaron diabetes gestacional ni alta presión durante sus embarazos. En comparación, el 22 por ciento de las mujeres embarazadas obesas desarrollaron diabetes y el 3 por ciento desarrolló alta presión en el mismo estudio. Trece otros estudios respaldaron estos hallazgos. Los resultados neonatales, como partos prematuros, bajo peso al nacer y alto peso al nacer, tuvieron también más probabilidades de ser mejores en embarazos posteriores a una cirugía bariátrica que en los embarazos de mujeres obesas.

"Las mujeres en edad de procrear que están considerando cirugía para pérdida de peso deberían hablar con sus médicos acerca de las implicancias para el futuro", dijo la Directora de la AHRQ, Carolyn M. Clancy, M.D. "Si bien todavía no tenemos todas las respuestas, estos hallazgos preliminares pueden ayudar a los médicos a guiar a sus pacientes".

Más de 50.000 mujeres al año, de 18 a 45 años, se someten a una cirugía bariátrica, incluidas cirugía de bypass gástrico, gastroplastía vertical con banda y otros procedimientos de reducción de peso con internación.

Otras tienen procedimientos ambulatorios de bandas gástricas ajustables por laparoscopía.

La Dra. Maggard dijo: "Si bien no se encontraron ensayos controlados randomizados que evaluaran, específicamente, las consecuencias de los embarazos luego de la cirugía, el corpus de evidencia existente reveló que, en general, algunas complicaciones maternales y neonatales aparecen menos en los embarazos posteriores a una cirugía bariátrica que en los embarazos en mujeres obesas". La Dra. Maggard agregó que sus tasas incluso se acercan a aquéllas en los embarazos de mujeres no obesas.

El informe de la evidencia también halló que:

  • Los problemas nutricionales durante el embarazo posterior a dos clases de cirugía bariátrica, bypass gástrico y bandas gástricas por laparoscopía, parecen ser atípicos y pueden ser el resultado de no haber seguido las instrucciones de tomar suplementos. Los problemas nutricionales parecen ser más frecuentes y graves en madres que se someten a otro procedimiento quirúrgico bariátrico: cirugía de derivación biliopancreática.
  • No hay suficiente evidencia para determinar si el haberse realizado una cirugía bariátrica afecta la probabilidad de necesitar una cesárea para dar a luz.
  • Existe algo de evidencia para guiar la decisión de la mujer acerca de cuánto tiempo debería esperar para quedar embarazada luego de haberse realizado una cirugía bariátrica. El lapso característico recomendado es de 1 año, el cual coincide, generalmente, con el período de pérdida de peso más rápida.
  • Los efectos de la cirugía bariátrica en la fertilidad de la mujer no han sido bien estudiados. Los estudios que incluyen un pequeño número de pacientes informan sobre una posible mejora en la capacidad de concebir y dar a luz luego de una cirugía bariátrica. Estos resultados, junto con informes sobre normalización de las hormonas sexuales y de las irregularidades en la menstruación, así como mejoras en el síndrome de ovario policístico—un problema de la salud que puede afectar la capacidad de la mujer de tener niños—luego de la cirugía, sugieren que la fertilidad puede aumentar. Estos hallazgos guardan coherencia con los observados en mujeres antes obesas luego de pérdidas de peso inducidas de manera no quirúrgica.
  • Los eventos adversos tras una cirugía bariátrica son probablemente atípicos; su verdadera incidencia no se conoce y los informes de casos tienden a ser la principal fuente al día de hoy para capturar dichos eventos. La obstrucción intestinal, que muy comúnmente se debe a una hernia interna, es la complicación quirúrgica en mujeres embarazadas luego de una cirugía bariátrica que se informa con más frecuencia. Se han informado las muertes de las madres y de los fetos en algunos de estos casos. Vale la pena resaltar que la obstrucción intestinal también ocurre en pacientes con cirugía bariátrica que no quedan embarazadas.
  • No existe evidencia acerca de si las pastillas anticonceptivas orales son tan eficaces en las mujeres luego de una cirugía bariátrica como lo son en las mujeres en general. Se necesita investigar sobre este tema.

Los detalles se encuentran en "Pregnancy and Fertility following Bariatric Surgery: A Systematic Review" ("Embarazo y fertilidad luego de una cirugía bariátrica: una evaluación sistemática"), en la revista del 19 de noviembre de 2008 de la JAMA, y en Cirugía bariátrica en mujeres en edad de procrear: preocupaciones especiales para el embarazo (http://www.ahrq.gov/clinic/tp/barireptp.htm, en engles). Pueden obtenerse copias impresas del informe llamando al 1-800-358-9295 o enviando un correo electrónico a AHRQPubs@ahrq.hhs.gov.

Current as of November 2008
Internet Citation: Algunas complicaciones relacionadas con el embarazo se ven minimizadas en mujeres que han tenido una cirugía para pérdida de peso: Noticias en español, 18 de noviembre de 2008. November 2008. Agency for Healthcare Research and Quality, Rockville, MD. http://archive.ahrq.gov/news/newsroom/noticias/2008/spbarsurg.html

 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care