Skip Navigation Archive: U.S. Department of Health and Human Services U.S. Department of Health and Human Services
Archive: Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archival print banner

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Negros, hispanos y otros grupos tienen menos probabilidad de recibir analgésicos potentes en los departamentos de emergencias de los hospitales

Noticias en español, 2 de enero de 2008

Blacks, Hispanics and Other Groups Less Likely To Get Strong Pain Medications in Hospital Emergency Departments

Los negros e hispanos que acuden a los departamentos de emergencias de los hospitales con dolor tienen una probabilidad significativamente menor que los blancos de recibir analgésicos opioides, según un nuevo estudio financiado por el U.S. Department of Health and Human Services (Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, HHS).

El estudio, que analizó los tratamientos para más de 150,000 visitas a hospitales estadounidenses relacionadas con dolor entre 1993 y 2005, encontró que el 23 por ciento de los negros y el 24 por ciento de los hispanos recibieron opioides, en comparación con el 31 por ciento de los blancos. El 28 por ciento de los asiáticos y otros grupos recibieron opioides.

“Este estudio ofrece un recordatorio particularmente marcado de que persisten las disparidades de tratamiento entre los grupos étnicos y raciales", dijo la Dra. Carolyn M. Clancy, directora de Agency for Healthcare Research and Quality (Agencia de Investigaciones y Calidad en Atención Médica, AHRQ) del HHS (Dpto. de Salud y Servicios Humanos). "Tenemos mucho trabajo por hacer antes de que la atención médica de alta calidad esté a disposición de todos".

El estudio, Trends in Opioid Prescribing by Race/Ethnicity for Patients Seeking Care in US Emergency Departments (Tendencias en la prescripción de opioides por raza/origen étnico para pacientes que procuran atención en departamentos de emergencias en los Estados Unidos), será publicado en el número del 2 de enero de JAMA. La investigación fue financiada por la AHRQ y el National Institute on Drug Abuse (Instituto Nacional de Abuso de Drogas, NIDA), parte de los National Institutes of Health (Institutos Nacionales de Salud).

"Las disparidades de las minorías en el ámbito de la salud son un problema urgente en el país", destacó la Dra. Nora Volkow, directora del NIDA, "y se las debe encarar a través de esfuerzos para capacitar a los médicos, reducir el estigma y promover la competencia cultural en todos los entornos de atención médica".

Los opioides son analgésicos narcóticos que se utilizan para el tratamiento de pacientes con dolores moderados a severos. El nuevo estudio analizó el uso de varios opioides recetados con frecuencia, entre los que se incluyen hidrocodona, meperidina, morfina, codeína y oxicodona.

Entre los pacientes aquejados de dolores en los departamentos de emergencia, el uso de opioides aumentó desde el 23 por ciento en 1993 al 37 por ciento en 2005. Esa tendencia se aceleró en 2001 cuando la Joint Commission (COmisión Conjunta) que acredita a las organizaciones de atención médica, y el U.S. Department of Veterans Affairs (Departamento de Asuntos de Veteranos de los Estados Unidos) iniciaron campañas para mejorar la calidad del control del dolor en los hospitales. El nuevo estudio es el primero en medir las tendencias en la prescripción de opioides desde esos esfuerzos.

El estudio se basa en datos compilador por la National Hospital Ambulatory Medical Care Survey (Encuesta nacional de atención médica ambulatoria en hospitales), que realiza la U.S. Census Bureau (Oficina de Censos de los Estados Unidos). Los autores del estudio, conducidos por el investigador Dr. Mark J. Pletcher, M.D., M.P.H. de la Universidad de California-San Francisco, analizaron 374,891 visitas a departamentos de emergencias durante 13 años. De estas visitas, 156,729, o el 42 por ciento, estaban relacionadas con dolor. Entre los resultados del estudio:

  • Si bien el uso de opioides aumentó en general entre 1993 y 2005, las diferencias en el uso entre grupos raciales y étnicos no disminuyeron. En 2005, último año de la encuesta, el 40 por ciento de los blancos aquejados de dolores recibieron opioides; el 32 por ciento de todos los demás recibieron los fármacos.
  • Las diferencias de prescripción entre los blancos y los no blancos fueron mayores entre las personas con dolores más intensos. Entre los pacientes con dolores severos, se recetaron opioides al 52 por ciento de los blancos, al 42 por ciento de los hispanos y al 39 por ciento de los negros.
  • A los negros se les recetaron opioides a tasas menores que a los otros grupos para casi todos los tipos de visitas al departamento de emergencias relacionadas con el dolor, incluyendo dolor de espalda (33 por ciento para los negros contra el 48 por ciento para los blancos), dolor de cabeza (22 por ciento contra 35 por ciento) y dolor abdominal (20 por ciento contra 32 por ciento).
  • A los negros se les recetaron opioides con menos frecuencia que a los blancos para cálculos renales (56 por ciento contra 72 por ciento) y fracturas de huesos largos (45 por ciento contra 52 por ciento).
  • Se recetaron más analgésicos no opioides, como acetaminofén (comercializado como Tylenol), a los no blancos (36 por ciento) que a los blancos (26 por ciento).
  • Las tasas de prescripción de opioides fueron particularmente bajas para los niños negros e hispanos; los negros en hospitales gubernamentales, no federales; los pacientes sin seguro; y entre todos los pacientes no blancos en los hospitales del noreste.

El estudio no arribó a conclusiones de por qué los no blancos tienen menos probabilidades de recibir opioides, pero sugirió el sesgo racial y/o étnico como un factor significativo.

"Las causas de las disparidades en la atención médica, sin embargo, son complejas, y es improbable que el simple sesgo racial o étnico explique plenamente el problema", destacó el estudio. La raza y el origen étnico influyen en todos los aspectos de la relación entre pacientes y médicos, incluido el modo en que los pacientes comunican el dolor a los médicos, qué tipos de tratamientos se solicitan y el modo en que responde el personal médico, manifestó el estudio. Los autores expresaron que se necesitan nuevas estrategias para encarar el manejo del dolor en los departamentos de emergencias, tal vez incluyendo cambios a los regímenes para el tratamiento del dolor o educando a los pacientes para que pidan específicamente alivio para el dolor.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs: (301) 427-1998.

Current as of January 2008
Internet Citation: Negros, hispanos y otros grupos tienen menos probabilidad de recibir analgésicos potentes en los departamentos de emergencias de los hospitales: Noticias en español, 2 de enero de 2008. January 2008. Agency for Healthcare Research and Quality, Rockville, MD. http://archive.ahrq.gov/news/newsroom/noticias/2008/spopioid.html

 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care