Skip Navigation Archive: U.S. Department of Health and Human Services U.S. Department of Health and Human Services
Archive: Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archival print banner

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Las escasas mejoras en la atención de la salud fueron superadas por los gastos

Noticias en español, 4 de marzo de 2008

Modest Health Care Quality Gains Outpaced by Spending

La calidad de la atención de la salud mejoró un promedio de 2.3 anual entre 1994 y 2005, índice que aunque refleja ciertos avances importantes, señala una desaceleración general de la mejora de la calidad, según los informes anuales comunicados hoy por Agency for Healthcare Research and Quality (Agencia de Investigación y Calidad de Atención de la Salud—AHRQ, según sus siglas en inglés).

El índice de mejora publicado en el Informe Nacional de Calidad de Atención de la Salud y en el Informe Nacional de Disparidades en la Atención de la Salud correspondientes a 2007 es inferior al índice de mejora anual media del 3.1 por ciento publicado en los informes de 2006. Tales informes midieron las tendencias medidas entre 1994 y 2004.

Los índices de mejora de calidad son menores que los ampliamente documentados incrementos de gastos en atención de la salud. Los Centros de Servicios de Cuidado y Atención de la Salud estiman que los gastos en atención de la salud aumentaron un promedio del 6.7 por ciento anual en el mismo período.

"La calidad de la atención de la salud sólo aumenta escasamente, como mucho", expresó la Directora de AHRQ, Dra. Carolyn Clancy. "Habida cuenta de que los gastos en atención de la salud están aumentando a un ritmo mucho más acelerado, estas conclusiones acerca de la calidad ponen de relieve la urgente necesidad de mejorar el valor que los americanos reciben a cambio de sus inversiones en atención de la salud".

Todos los años, los informes complementarios de Calidad y Disparidades de AHRQ actualizan las tendencias nacionales de la prestación de servicios de atención de la salud. Los análisis evalúan la calidad y la disparidad en cuatro áreas: eficacia de la atención, seguridad del paciente, oportunidad de la atención y concentración en el paciente.

Los informes de 2007, la 5a. edición desde su primera publicación en 2003, señalan algunas mejoras notables como, por ejemplo, la mejor atención de pacientes con trastornos cardíacos. Al determinar qué porcentaje de los pacientes con ataques cardíacos eran sometidos a los análisis recomendados, recibían medicación o se les indicaba dejar de fumar, los informes señalaron un índice de mejora anual media de 5.6% entre 2002 y 2005.

Por su parte, las evaluaciones de seguridad de los pacientes registraron un incremento anual medio de tan sólo el 1 por ciento. Este escaso incremento reflejó mediciones tales como el porcentaje de pacientes de edad avanzada a los que se le había indicado fármacos bajo receta potencialmente perjudiciales, así como la cantidad de pacientes que padecieron complicaciones posquirúrgicas.

Los informes revelaron también cierta reducción en las disparidades de atención en función de la raza, el grupo étnico y los ingresos. Por ejemplo, aunque los hispanos tienen mayores probabilidades de que los blancos de sufrir demoras en la atención o no recibir atención alguna, tal disparidad mermó entre 2000 y 2001 y entre 2004 y 2005. Por otra parte, en tanto los niños negros de entre 19 y 35 meses de edad tienen menos probabilidades que los niños blancos de recibir todas las vacunas recomendadas, esa disparidad también disminuyó.

En términos generales, sin embargo, aún persisten muchas de las disparidades más importantes. Los niños negros menores de 18 son 3.8 veces más proclives que los niños blancos a ser hospitalizados por asma. Los nuevos casos de SIDA son 3.5 veces más probables entre los hispanos que entre los blancos. Entre las mujeres embarazadas, las posibilidades de las indoamericanas o las nativas de Alaska de recibir atención prenatal durante los primeros tres meses son 2.1 veces menores.

Los Informes de Calidad y Disparidades de AHRQ, que son ordenados por el Congreso, son objeto de lectura generalizada por parte de formuladores de políticas, analistas de la atención de la salud, defensores de la salud pública, aseguradoras de salud, periodistas y consumidores. El Informe Nacional de Calidad de la Atención de la Salud correspondiente a este año sintetiza más de 200 "medidas de calidad", que comprenden desde la cantidad de embarazadas que recibieron cuidado prenatal hasta el porcentaje de residentes de centros de cuidado y rehabilitación que se hallaban controlados por restricciones físicas. Por su parte, el Informe Nacional de Disparidades en la Atención de la Salud resume qué grupos raciales, étnicos o de ingresos se benefician de las mejoras en la atención.

Los informes correspondientes a 2007 se basan en datos recabados de más de tres docenas de bases de datos, la mayoría patrocinadas por organismos federales de salud. Entre las conclusiones, cabe mencionar:

  • Más del 93 por ciento de los pacientes con ataques cardíacos recibieron la atención hospitalaria recomendada, lo que significa un incremento respecto del índice de aproximadamente 77 por ciento registrado en 2000/2001. El porcentaje de pacientes con ataques cardíacos a los que se les recomendó dejar de fumar aumentó de aproximadamente el 43 por ciento en 2000/2001 a alrededor del 91 por ciento en 2005.
  • La carencia de seguros de salud puede repercutir significativamente en la calidad de la atención de la salud. Por ejemplo, sólo el 18 por ciento de las personas sin seguro de salud fue al dentista al menos una vez el año anterior, comparado con un 51 por ciento de aquellas que contaban con seguro médico privado. Sólo el 38 por ciento de las mujeres sin seguro de salud se realizaron mamografías en los últimos dos años, comparado con un 74 por ciento de las que contaban con seguro médico privado.
  • Alrededor del 26 por ciento de adultos con discapacidades básicas—discapacidades que obstaculizan la movilidad u otras funciones básicas—sufrieron demoras en la atención o no recibieron atención alguna, comparado con un 11 por ciento de personas sin discapacidades. Alrededor del 23 por ciento de personas de edad avanzada con discapacidades tomó medicación inadecuada, comparado con un 13 por ciento de personas de edad avanzada sin discapacidades.
  • De las personas que requerían tratamiento por consumo de drogas ilegales en 2005, sólo el 18 por ciento de aquellas de entre 18 y 44 años efectivamente recibió tratamiento. Sólo el 11 por ciento de los niños entre 12 y 17 años recibió tratamiento. Estos índices prácticamente no se han modificado desde 2002.

Los Informes de Calidad y Disparidades se pueden obtener en línea en www.ahrq.gov/qual/qrdr07.htm (en inglés). El informe de calidad sirve como base de los futuros State Snapshots (Pantallazos de los Estados), publicados en primavera, en los que se detallan las variaciones de las tendencias de la calidad de la atención de la salud entre los distintos estados.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs: (301) 427-1998.

Current as of March 2008
Internet Citation: Las escasas mejoras en la atención de la salud fueron superadas por los gastos: Noticias en español, 4 de marzo de 2008. March 2008. Agency for Healthcare Research and Quality, Rockville, MD. http://archive.ahrq.gov/news/newsroom/noticias/2008/spqrdr07.html

 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care