Skip Navigation Archive: U.S. Department of Health and Human Services U.S. Department of Health and Human Services
Archive: Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archival print banner

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Task Force recomienda la aspirina para prevenir los padecimientos cardiovasculares cuando los beneficios sean mayores que los riesgos

Noticias en español, 17 de marzo 2009

Task Force Recommends Using Aspirin To Prevent Cardiovascular Disease When the Benefits Outweigh the Harms

Según las nuevas recomendaciones del U.S. Preventive Services Task Force (Grupo Especial de Servicios Preventivos de los Estados Unidos), los pacientes y el personal clínico deben tomar en cuenta los factores de riesgo—edad, sexo, presencia de diabetes, presión arterial, niveles de colesterol, tabaquismo y riesgo de sangrado gastrointestinal— antes de decidir usar o no la aspirina a fin de prevenir infartos o accidentes cerebrovasculares. Estas recomendaciones no deben tomarse en cuenta en caso de que ya se haya sufrido un infarto o un accidente cerebrovascular.

Las recomendaciones aparecen en la edición del 17 de marzo de Annals of Internal Medicine (Anales de Medicina Interna). El Task Force revisó las pruebas contenidas en el Estudio sobre la Salud Femenina que realizó el centro National Institutes of Health y que se publicó después de la última consideración del Task Force sobre el tema en 2002, así como un reciente metanálisis de los riesgos y beneficios de la aspirina, y concluyó que la aspirina puede representar beneficios y riesgos diferentes para hombres y mujeres. El Task Force encontró pruebas positivas que demuestran que la aspirina disminuye el riesgo de infarto en hombres y primeros accidentes cerebrovasculares en mujeres.

Cuantos más factores de riesgo tenga una persona, mayor será su probabilidad de beneficiarse de la aspirina. El Task Force recomienda que los hombres de entre 45 y 79 años usen la aspirina para reducir el riesgo de infarto cuando los beneficios sean mayores que los riesgos de hemorragia gastrointestinal. Se aconseja que las mujeres de entre 55 y 79 años usen la aspirina para reducir el riesgo de accidentes cerebrovasculares isquémicos cuando los beneficios sean mayores que los riesgos de hemorragia gastrointestinal. Los accidentes cerebrovasculares isquémicos son resultado de la obstrucción en el interior de un vaso sanguíneo que lleva sangre al cerebro, y pueden prevenirse con aspirina. El riesgo de sangrado gastrointestinal, con y sin el consumo de aspirina, incrementa con la edad y su probabilidad es doble en hombres que en mujeres. Otros factores de riesgo de sangrado gastrointestinal incluyen dolor en la parte superior del tracto gastrointestinal, úlceras gastrointestinales y el uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.

El Task Force recomienda evitar la aspirina para evitar accidentes cerebrovasculares o padecimientos cardiacos en hombres de menos de 45 años y mujeres de menos de 55, ya que es menos probable que los infartos afecten a hombres menores de esa edad y los accidentes cerebrovasculares isquémicos tienen menos probabilidad de afectar a mujeres menores de la edad señalada, y porque hay pocas pruebas en estos grupos de edad.

Las personas de más de 80 años pueden beneficiarse más de la aspirina que las personas más jóvenes debido a su alto riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, pero sus riesgos también son mayores, ya que la edad aumenta el riesgo de hemorragia gastrointestinal. El Task Force no encontró pruebas claras de que los beneficios de la aspirina superen a los riesgos en personas octogenarias y de mayor edad.

"La decisión sobre los beneficios de tomar aspirina y si éstos son mayores que los riesgos es de carácter individual. Los pacientes deben consultar al personal clínico y revisar sus factores de riesgo para decidir si tomar aspirina para disminuir el riesgo de infarto o accidente cerebrovascular efectivamente supera el posible riesgo de sangrado gastrointestinal", afirmó el Dr. Ned Calonge, presidente del Task Force que, además, es director médico y epidemiólogo estatal del Colorado Department of Public Health and Information (Departamento de Salud e Información Pública de Colorado).

Los padecimientos cardiovasculares constituyen la principal causa de muerte en los Estados Unidos, y la causa subyacente o agravante en alrededor de 58% de todos los decesos. En 2003, 1 de cada 3 adultos tenía algún tipo de enfermedad cardiovascular. En adultos de más de 40 años, el riesgo de sufrir un padecimiento cardiovascular es 2 de 3 en varones y más de 1 en 2 en mujeres.

El Task Force no encontró pruebas acerca de la dosis óptima de aspirina para prevenir infartos o accidentes cerebrovasculares. Las pruebas muestran beneficios dentro de un rango de dosis y el riesgo de hemorragia gastrointestinal puede incrementarse con la dosis. Una dosis pequeña de 75 mg parece igualmente eficaz que las dosis mayores. Tomar aspirina incrementa las probabilidades de hemorragia gastrointestinal, la pérdida repentina de sangre o perforación del tracto digestivo que puede requerir de hospitalización o causar la muerte. Tomar aspirina también incrementa las probabilidades de sufrir un derrame cerebral o sangrado en el cerebro, un padecimiento distinto del accidente cerebrovascular isquémico que sí puede prevenir la aspirina.

En 2002, el Task Force recomendó enérgicamente que el personal clínico comentara el consumo de aspirina con adultos con mayor riesgo de cardiopatía coronaria y que las conversaciones con los pacientes incluyeran tanto los posibles beneficios como los posibles riesgos de la terapia de consumo de aspirina. La nueva recomendación ofrece una guía más específica de beneficios y riesgos para grupos de edad y división sexual, y brinda al personal clínico información sobre cómo calcular los riesgos de cada persona de tener un accidente cerebrovascular o padecer una enfermedad cardiaca.

El U.S. Preventive Services Task Force (Grupo Especial de Servicios Preventivos de los Estados Unidos) es un panel independiente de expertos en prevención y cuidados primarios. El Task Force lleva a cabo evaluaciones rigurosas e imparciales de todas las pruebas científicas sobre la eficacia de una amplia gama de servicios preventivos, como los análisis de detección, la asesoría y los medicamentos preventivos, y sus recomendaciones son consideradas como la regla de oro de la prevención clínica.

Las recomendaciones y los materiales para personal clínico estarán disponibles en el sitio web de la AHRQ (http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspsasmi.htm, en inglés) . El sitio web de la AHRQ también contiene las recomendaciones anteriores del Task Force, los resúmenes de las pruebas y materiales relacionados. La información clínica también está disponible en el National Guideline Clearinghouse™ (Centro Nacional de Información y Orientación) de la AHRQ: http://www.guideline.gov.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs: (301) 427-1244 o (301) 427-1246.

Current as of March 2009
Internet Citation: Task Force recomienda la aspirina para prevenir los padecimientos cardiovasculares cuando los beneficios sean mayores que los riesgos: Noticias en español, 17 de marzo 2009. March 2009. Agency for Healthcare Research and Quality, Rockville, MD. http://archive.ahrq.gov/news/newsroom/noticias/2009/spaspcvd.html

 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care