Skip Navigation U.S. Department of Health and Human Services www.hhs.gov
Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archive print banner

Nuevo metodo impulsa notablemente los examenes de detección de clamidia en adolescentes

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Fecha: 10 de diciembre, 2002

Un método de equipo para exámenes de detección de clamidia aumentó los niveles de análisis entre las pacientes sexualmente activas de 14 a 18 años, de un 5 a un 65 por ciento, en un extenso HMO de California, según los hallazgos de un nuevo estudio realizado por investigadores de la universidad de California, San Francisco; el Departamento de Pediatría y Káiser Permanente del norte californiano. El estudio, que aparece en el número de diciembre 11 de la revista Journal of the American Medical Association (JAMA), fue financiado por la Agencia Federal para la Investigación y Calidad de los Cuidados de Salud.

El método consistió en la organización de equipos de enfermeras, doctores, asistentes médicos y personal administrativo de la clínica pediátrica del HMO, y educarlos en el conocimiento de la clamidia y sus síntomas silenciosos. Posteriormente los miembros de los equipos despertaron el interés de los líderes del HMO, presentándoles la gran diferencia existente entre las prácticas recomendadas de examen y el rendimiento pasado del plan. Asimismo, realizaron reuniones mensuales para intercambiar opiniones en torno a las estrategias de solución de problemas, utilizaron anclisis de orina en vez de exámenes pélvicos y monitorearon el progreso con índices de análisis clínicos específicos. Los autores del estudio destacaron que este sistema de análisis basado en equipos podría ayudar a otros planes de cuidados controlados a mejorar los índices de detección de infección por clamidia, y reducir un estimado de $4 mil millones en costos anuales de tratamiento.

La clamidia es la enfermedad bacteriana de transmisión sexual más común en los Estados Unidos. Se estima que hasta en un 15 por ciento de las mujeres jóvenes, una de cada seis padece la enfermedad. Si se detecta a tiempo, la clamidia puede tratarse con una simple dosis de antibióticos. Si no ocurre así, puede provocar enfermedades inflamatorias pélvicas, infertilidad y otros serios problemas de salud, incluyendo el riesgo de infección con el virus VIH. Las infecciones de clamidia no detectadas son la causa de una gran mayoría de casos de infertilidad en los Estados Unidos.

Los índices de análisis para detectar la enfermedad son bajos, debido a que las mujeres no presentan sintomatología, y no les agradan los exámenes pélvicos. Los autores del estudio se˜alan que los análisis de orina relativamente nuevos hacen innecesarios los exámenes pélvicos, pero que dichos análisis no se usan lo suficiente. Además, algunos clínicos pueden sentirse incómodos al preguntar a las jóvenes, especialmente las adolescentes, acerca de su salud sexual, o tal vez no están suficientemente entrenados en el diagnóstico de la clamidia, y el suministro de cuidados apropiados de seguimiento.

El Equipo de Trabajo Investigativo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos, patrocinado por la AHRQ, recomienda exámenes regulares de la detección de clamidia para todas las mujeres sexualmente activas menores de 25 añs. http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspschlm.htm

La Dra. Mary Ann Shafer, autora principal del estudio y profesora de Pediatría de la universidad de California en San Francisco, destaca que los resultados de la investigación podrían ayudar a los planes de salud y otros tipos de práctica médica a incrementar su detección de la enfermedad. Más aún, pueden aplicarse a otras situaciones que requieran un cambio inmediato en la práctica, como, por ejemplo, la respuesta a una nueva epidemia de enfermedades infecciosas. Dichos resultados resaltan la importancia de vincular información basada en evidencias a estrategias específicas de perfeccionamiento.

El estudio, titulado “The Effect of Clinical Practice Improvement Intervention on Chlamydia Screening Among Sexually Active Adolescent Girls” (El efecto de la intervención del perfeccionamiento de la práctica clínica en los exámenes de detección de clamidia en adolescentes sexualmente activas) aparece en el número de diciembre 11 de JAMA.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs, (301) 427-1364: Joanne Alexandre (301) 427-1245 (JAlexand@ahrq.gov); Farah Englert (301) 427-1865 (FEnglert@ahrq.gov).


 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care