Skip Navigation U.S. Department of Health and Human Services www.hhs.gov
Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archive print banner

Encuesta nacional detalla experiencias de Norteamericanos con atención médica para condiciones crónicas

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Fecha: 14 de agosto, 2002

Nuevos datos de la Agency for Healthcare Research and Quality (Dirección de Investigación y Calidad de la Atención Médica, AHRQ) indican que el 23 por ciento de los norteamericanos desde los 18 años de edad informan que han sufrido de presión sanguínea alta. Los datos informados por los propios individuos, que provienen del Medical Expenditure Panel Survey (Encuesta de Panel de Gastos Médicos, MEPS) de la AHRQ, también indican que el 10,3 por ciento informa haber tenido enfermedades cardíacas; el 9,1 por ciento, asma, y el 6,2 por ciento, diabetes. Los datos están incluidos en un informe estadístico titulado Medical Care and Treatment for Chronic Conditions, 2000 (Cuidado y Tratamiento Médico para Condiciones Crónicas, 2000).

La MEPS recoge anualmente información sobre uso y acceso de la atención médica, estado de salud y calidad de una muestra representativa de personas a nivel nacional. La encuesta abarca a personas que viven en hogares norteamericanos, y no abarca a personas que viven en asilos (o en otros centros de cuidado de la salud a largo plazo), en prisiones, o que se encuentran en servicio militar activo. La encuesta no abarca a los familiares de personal militar en servicio activo.

A partir del año 2000, la MEPS se amplió para recoger datos de personas sobre condiciones crónicas selectas y los servicios o tratamientos preventivos que usan. Estas nuevas medidas permitirán a los investigadores realizar análisis a profundidad sobre la calidad de la atención médica que reciben los norteamericanos, y se incluirá en el Informe Nacional de Calidad, que se publicará por primera vez en 2003.

Entre los hallazgos detallados del año 2000 figuran:

  • Casi el 43 por ciento de las personas desde los 18 años de edad con seguro público informaron haber sufrido de presión sanguínea alta, frente al 21,5 por ciento de personas con cualquier seguro privado y el 13,2 por ciento de los que no tienen seguro.
  • Los hispanos desde los 18 años de edad tuvieron menos probabilidades que los negros o que los blancos no hispanos y personas de otras razas de informar haber padecido de enfermedades cardíacas, presión sanguínea alta o asma.
  • Tanto los hispanos como los negros desde los 18 años de edad tuvieron más probabilidades que los blancos no hispanos y que las personas de otras razas de informar que padecen de diabetes.
  • Las personas que padecen de diabetes y que no tienen seguro médico, entre los 18 y los 64 años de edad, tuvieron menos probabilidades que las personas con seguros privados de informar haberse sometido a una prueba de hemoglobina A1C, o de haberse examinado los pies por llagas o irritaciones.
  • Entre las personas con enfermedades cardíacas, los que tenían 65 años de edad o más tuvieron más probabilidades que las personas entre los 18 y los 64 años de informar haberse examinado la presión sanguínea el año anterior (98,6 por ciento frente a 92,9 por ciento). Las personas de 65 años de edad o más con enfermedades cardíacas también tuvieron más probabilidades de haberse sometido a un examen médico de rutina en los últimos 12 meses que las personas entre los 18 y los 64 años con enfermedades cardíacas (89,2 por ciento frente a 75,3 por ciento).
  • De las personas de 18 años de edad o más que sufrieron una apoplejía, el 58,7 por ciento informó que un proveedor de atención médica les había aconsejado que hicieran más ejercicios; el 59.1 por ciento informó que se les había aconsejado que cambiaran su dieta.

Para información general sobre la MEPS, visite http://www.meps.ahrq.gov.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs, (301) 427-1364: Karen Carp, (301) 427-1858 (KCarp@ahrq.gov).


 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care