Skip Navigation U.S. Department of Health and Human Services www.hhs.gov
Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archive print banner

Grupo especial recomienda programas específicos para promoción de lactancia materna

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Fecha: 29 de Julio, 2003

El Grupo Especial de Servicios Preventivos de los Estados Unidos, recomendó hoy la creación de programas estructurados de educación y asesoría en la promoción de la lactancia materna, debido a que los mismos aumentan la proporción de mujeres que comienzan y continúan la lactancia de sus hijos recién nacidos. El Grupo Especial aseguró que no basta con comunicar verbalmente a las madres la importancia de la lactancia, ni entregarles folletos con información al respecto.

Según afirma el Grupo Especial, los programas estructurados comparten algunos elementos: consisten en sesiones individuales de uno a ocho integrantes, o en mayor número, las cuales siguen formatos específicos y tienen una duración de 30 a 90 minutos; son organizadas y conducidas por enfermeras, comadronas, especialistas en lactancia y asesoras entrenadas especialmente para esta tarea; e incluyen conferencias y muestras de habilidades prácticas que contribuyen al dominio de técnicas correctas de lactancia por parte de las madres, además de enseñarlas a resolver cualquier problema que pueda surgir en dicho proceso. Además, los programas estructurados imparten información acerca de los beneficios que implica la lactancia, tanto para madre como para el niño; la forma mediante la cual el cuerpo produce la leche maternal; además de un entrenamiento para la apropiada colocación y aseguramiento del bebito, y acerca del uso de extractoras mecánicas.

Las recomendaciones ofrecidas por el Grupo Especial, publicadas en el número correspondiente a Julio/Agosto de la revista Annals of Family Medicine, se fundamentan en una revisión sistemática de 35 estudios, incluyendo 22 pruebas aleatorias de control de asesoría en la lactancia. Además, los expertos examinaron los efectos de la educación, apoyo, y la existencia de materiales impresos en el incremento de los índices de lactancia materna.

Asimismo, el Grupo Especial consideró la existencia de evidencias insuficientes en la recomendación de intervenciones menos intensivas, como exhortar a los médicos de cabecera a la asesoría verbal de las madres, o la información mediante materiales impresos, como es el caso de folletos. El Grupo Especial también halló evidencias insuficientes para el uso de asesoras como recurso único, aunque algunos estudios muestran que este tipo de apoyo puede fortalecer los programas estructurados de educación, pues alienta a las mujeres a que una vez que inician el período de lactancia, continúen esa práctica por un mayor tiempo del que tenían previsto. Las asesoras son mujeres que poseen entrenamiento práctico, pero no pericia clínica en técnicas de lactancia.

"Esperamos que esas recomendaciones ayuden a las mujeres, así como a sus médicos, en la comprensión de qué tipos de programas son más efectivos, y estimularán su mayor disponibilidad para las madres embarazadas. Además, creemos que se necesitan estudios ulteriores acerca de cómo los médicos y asesoras pueden estimular con mayor efectividad la lactancia materna", dijo el Dr. Alfred O. Berg, Presidente del Grupo Especial, y del Departamento de Medicina Familiar en la Universidad de Washington en Seattle.

El Grupo Especial descubrió que la complementación de los programas exitosos con el apoyo constante a las nuevas madres por parte de médicos o asesoras, ya sea mediante visitas personales o contactos telefónicos; puede contribuir a que las mujeres lacten durante períodos superiores a tres meses. Sin embargo, se necesitan más investigaciones en este campo, aunque el apoyo continuo a las madres no es efectivo como estrategia única en el incremento de los índices de lactancia.

Una compilación de datos nacionales correspondiente a 1998, mostró que el 64 por ciento de las madres lactaron inmediatamente después del nacimiento del bebito, pero sólo el 29 por ciento de las mismas y el 19 por ciento de las madres de la raza negra, prosiguieron la lactancia durante seis meses. El objetivo de la campaña Healthy People 2010 (Pueblo Saludable 2010) es que el 75 por ciento de las madres comiencen a lactar inmediatamente después del nacimiento; el 50 por ciento hasta los 6 meses, y el 25 por ciento hasta que el niño tenga 1 año.

Si bien no todos los programas analizados por el Grupo Especial se realizaron en clínicas de cuidados primarios, los expertos resaltaron la importancia del papel de los médicos de cabecera en la referencia de las mujeres a programas de lactancia, para asegurar que comiencen y continúen ese proceso.

El Grupo Especial es el principal panel independiente de expertos del sector privado en prevención y cuidados primarios, y está patrocinado por la Agencia para la Investigación y Calidad del Cuidado Médico (AHRQ). El Grupo Especial evalúa la fuerza de las evidencias en la escala siguiente: "A" (de estricta recomendación), "B" (se recomienda), "C" (no hay recomendación a favor ni en contra), "D" (recomendación en contra) o "I" (insuficientes evidencias como para recomendar a favor o en contra del examen). El Grupo Especial recomienda la creación de programas estructurados de educación y asesoría conductual para promover la lactancia materna, con una recomendación de "B". Asimismo, halló insuficientes evidencias para recomendar a favor o en contra de una breve educación y asesoría por parte de médicos de cabecera y asesoras como alternativa única, iniciada en el entorno clínico; y de los materiales impresos, utilizados como único recurso o en combinación con otras intervenciones, en una recomendación de "I".

El Grupo Especial lleva a cabo evaluaciones rigurosas e imparciales de todas las evidencias científicas en una amplia gama de servicios preventivos, y sus recomendaciones son consideradas como la regla de oro de los servicios clínicos preventivos. El Grupo Especial basó sus conclusiones en los informes realizados por un equipo encabezado por Jeanne-Marie Guise, M.D., M.P.H., del Centro de Prácticas Basadas en Evidencias de la AHRQ, en la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon, Portland.

Las recomendaciones en torno a la lactancia materna, así como los materiales para los médicos, estarán disponibles en el sitio de Internet de la AHRQ, http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspsbrfd.htm. También habrá disponibilidad de otras recomendaciones anteriores, resú.menes de evidencia y hojas de datos de fácil lectura y materiales relacionados, previa solicitud a AHRQ Publications Clearinghouse, llamando al teléfono 800-358-9295, o enviando un mensaje electrónico a: AHRQPubs@ahrq.hhs.gov. También hay información clínica disponible por parte de National Guideline Clearinghouse™: http://www.guideline.gov.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs: (301) 427-1364.


 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care