Skip Navigation U.S. Department of Health and Human Services www.hhs.gov
Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archive print banner

Considerables problemas de seguridad para niños hospitalizados

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Fecha: 2 de junio de 2003

Considerables problemas de seguridad para niños hospitalizados Los niños experimentaron una cantidad considerable de problemas de seguridad que eran potencialmente evitables durante internaciones en hospitales en el año 1997, según un nuevo estudio llevado a cabo por los investigadores de la Agencia para la Investigación y la Calidad de la Asistencia Médica o AHRQ (por Agency for Healthcare Research and Quality). Este primer estudio exhaustivo de los tipos de problemas de seguridad del paciente que experimentan los niños en los hospitales reveló que las tasas de seguridad del paciente varían desde 0,2 problemas (por objetos extraños olvidados dentro del cuerpo durante una cirugía) hasta 154,0 problemas (por traumas durante el parto) por cada 10.000 registros de niños que fueron dados de alta. El estudio, titulado "Eventos de Seguridad del Paciente Durante la Hospitalización Pediátrica" ("Patient Safety Events During Pediatric Hospitalization"), fue publicado en el número del 2 de junio del periódico Pediatrics.

Las autoras del estudio, las doctores Marlene R. Miller,* Anne Elixhauser y Chunliu Zhan, también descubrieron que aquellos que experimentaron un problema de seguridad del paciente en el hospital enfrentaron un riesgo de muerte incrementado que era entre 2 y 18 veces mayor que el de aquellos niños que no tuvieron ese problema. Además, indicaron que la mayoría de los traumas durante el parto consistían en fracturas del cráneo y de los huesos largos, excepto por la clavícula. Las autores observaron que había más posibilidades de que estos bebés fueran negros o hispanos y de que hubieran nacido en instituciones que no tenían médicos internos en su personal, que tuvieran un porcentaje menor de camas en sus unidades de terapia intensiva o que tuvieran un menor volumen de cirugías de sus pacientes hospitalizados.

El estudio, que es uno de los muy pocos estudios acerca de la seguridad del paciente en las internaciones en hospitales para niños, evaluó los problemas de seguridad del paciente relacionados a las operaciones en los hospitales. Este estudio utilizó información de los hospitales acerca de los niños que fueron dados de alta para identificar los problemas de seguridad del paciente y solamente pudo, por definición, captar ciertos tipos de problemas. Los tipos de problemas captados por estas medidas incluyeron laceraciones y perforaciones durante cirugías optativas, infecciones post-operativas, reacciones a transfusiones, objetos extraños olvidados dentro del cuerpo durante las operaciones, infecciones debidas a las operaciones, percances durante la terapia obstétrica y con la anestesia (por ejemplo, shock durante el parto o debido a la anestesia) y trauma durante el parto. Según las autoras del estudio, el número total de los problemas de seguridad del paciente hubiera sido mucho mayor si se hubieran podido incluir los errores de medicación en el estudio.

Los investigadores aplicaron los Indicadores de Seguridad del Paciente preliminares, incluyendo infecciones post-operativas y reacciones a transfusiones de sangre, a la Base de Datos de Niños Hospitalizados o KID (por Kids Inpatient Database), una recopilación de datos que incluye internaciones en hospitales, tasas de mortalidad y cargos provenientes de 22 estados recopilados como parte de la base de datos del Proyecto de Utilización y Costos de la Asistencia Médica o HCUP (por Healthcare Cost and Utilization Project) de la AHRQ. La base de datos comprende aproximadamente 3,8 millones de registros de hospitales de niños menores de 19 años de edad que fueron dados de alta y pueden ser usados para generar cálculos nacionales. Los Indicadores de Seguridad del Paciente preliminares han sido adicionalmente refinados y luego publicados por la AHRQ como herramientas internas para que los hospitales, los sistemas de hospitales y los grupos médicos identifiquen oportunidades para mejorar la calidad de su servicio.

Para más información acerca de los Indicadores de Seguridad Pediátrica de la AHRQ y del Proyecto de Utilización y Costos de la Asistencia Médica, diríjase a: http://www.qualityindicators.ahrq.gov (para información acerca de los Indicadores de Seguridad Pediátrica) y a http://www.ahrq.gov/data/hcup (para información acerca del Proyecto de Utilización y Costos de la Asistencia Médica y de la Base de Datos de Niños Hospitalizados).

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs: Karen Migdail (301) 427-1855 (KMigdail@ahrq.gov).

*La Dra. Miller, que antiguamente trabajaba para la AHRQ, es actualmente la directora de Iniciativas de Calidad y de Seguridad del Johns Hopkins Children's Center, en Baltimore.


 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care