Skip Navigation U.S. Department of Health and Human Services www.hhs.gov
Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archive print banner

Equipo Operativo recomienda que los médicos lleven a cabo exámenes de obesidad a sus pacientes adultos

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Fecha: 1 de diciembre de 2003

El Equipo Operativo de Servicios Preventivos de los EE.UU. (U.S. Preventive Services Task Force) les recomendó hoy a los médicos que lleven a cabo exámenes para detectar la obesidad en todos sus pacientes adultos y también ofrecerles a aquellos que sean obesos una terapia con frecuencia intensiva y sesiones para cambiar el comportamiento y así promover una pérdida de peso mantenida o remitirlos a otros médicos que puedan proveer estos servicios. Estas conclusiones se encuentran publicadas en la edición del 2 de diciembre del periódico Annals of Internal Medicine.

La obesidad está relacionada con muchos problemas de salud importantes, incluyendo la presión sanguínea, la diabetes, las enfermedades cardiacas, la muerte prematura y la calidad de vida disminuida. Los proveedores de asistencia médica deberían llevar a cabo exámenes para detectar la obesidad utilizando el índice de masa corporal, del cual el Equipo Operativo dijo que es una prueba de detección válida y confiable. Se considera que las personas tienen exceso de peso cuando tienen un Índice de Masa Corporal (o IMC—conocido como BMI en ingles) de entre 25 y 29.9, y aquellas personas con un BMI de más de 30 son consideradas obesas. El BMI se puede calcular de dos formas diferentes: ya sea el peso en libras dividido por la altura en pulgadas al cuadrado (multiplicada por sí misma) y multiplicado por 703, o el peso en kilogramos dividido por la altura en metros al cuadrado (multiplicada por sí misma). Se encuentra disponible un calculador electrónico de BMI en http://www.cdc.gov/nccdphp/dnpa/bmi/calc-bmi.htm.

Los médicos también pueden considerar calcular dónde se encuentra centrado el peso corporal de sus pacientes (el cual se encuentra independientemente relacionado con las enfermedades cardiovasculares) utilizando la circunferencia de la cintura como medida de referencia. Los hombres que tienen una circunferencia de cintura de más de 40 pulgadas y las mujeres que tienen una circunferencia de cintura de más de 35 pulgadas poseen un riesgo incrementado de enfermedades cardiovasculares, aunque estos cálculos pueden ser inexactos para aquellas personas que poseen un BMI mayor de 35.

"Debemos contener la creciente epidemia de obesidad en este país," dijo el Secretario del Departamento Federal de Salud y Servicios Humanos (U.S. Department of Health and Human Services) Tommy G. Thompson, agregando que "estas conclusiones demuestran que los médicos pueden tener un impacto importante en la salud de sus pacientes adultos al llevar a cabo pruebas de cribado para detectar la obesidad y al derivar pacientes a terapias con frecuencia intensiva y a sesiones para cambiar el comportamiento."

El Equipo Operativo describió la terapia con frecuencia intensiva para los pacientes obesos como aquella que lleva a cabo por lo menos dos sesiones individuales o grupales de terapia para dietas y ejercicios físicos por mes, durante por lo menos tres meses. Las intervenciones de mantenimiento a largo plazo que vienen después de la pérdida de peso inicial pueden ayudar a controlar la pérdida de peso a través del tiempo. Según el Equipo Operativo, la terapia es más efectiva para que la gente baje de peso si se combina con sesiones para cambiar el comportamiento, las cuales ayudan a la gente a desarrollar habilidades, motivación y sistemas de apoyo para ayudarles a bajar de peso. Los médicos de cabecera juegan un papel importante en diagnosticar la obesidad y en proveer terapia con frecuencia intensiva y sesiones para cambiar el comportamiento o en remitir a sus pacientes para que puedan recibir esos servicios, dijo el Equipo Operativo. Los planes de cobertura médica y las visitas a los profesionales de otras especialidades pueden ser muy útiles en estas sesiones.

Para los adultos obesos, el Equipo Operativo encontró evidencia insuficiente para recomendar a favor o en contra de las terapias con frecuencia moderada o baja, a las que describieron como sesiones llevadas a cabo una vez al mes o con menos frecuencia, para promover la pérdida de peso mantenida. Para los adultos que tienen exceso de peso pero que no son obesos, el Equipo Operativo encontró evidencia insuficiente para recomendar a favor o en contra de las terapias de cualquier intensidad y de sesiones para cambiar el comportamiento, para promover la pérdida de peso mantenida. El Equipo Operativo en este momento no hizo una recomendación de llevar a cabo exámenes para detectar la obesidad en los niños porque el tema se considera tan importante que las recomendaciones se harán en un informe por separado en el futuro.

Durante los último 40 años, la preponderancia de la obesidad en los adultos en los Estados Unidos se ha incrementado del 13 por ciento al 27 por ciento. La proporción de los adultos que son considerados excedidos de peso ha aumentado del 31 por ciento al 34 por ciento. La obesidad es más común en las mujeres, pero los hombres tienen más posibilidades de estar excedidos de peso. La obesidad es común especialmente entre los afro americanos, los americanos nativos, los hawaianos nativos y algunas poblaciones de hispanos.

El Equipo Operativo observó que las terapias con medicamentos recetados y la cirugía, como el bypass gástrico, pueden ser consideradas para el tratamiento de estos adultos, pero solamente como parte de un programa completo que también incluya terapia con frecuencia intensiva y sesiones para modificar el comportamiento. Las pautas quirúrgicas de los Institutos de Salud Nacionales (National Institutes of Health) restringen las intervenciones de cirugías bariátricas a la gente que tenga un BMI de más de 40 o a aquellos con un BMI de más de 35 que también posean otra enfermedad relacionada a la obesidad. El Equipo Operativo observó que se desconoce la efectividad y la seguridad a largo plazo de las terapias con medicamentos y cirugías.

El Equipo Operativo, patrocinado por la Agencia para la Investigación y la Calidad de la Asistencia Médica (Agency for Healthcare Research and Quality o AHRQ), es el panel independiente líder formado por expertos en prevención y en atención médica de cabecera del sector privado que conduce evaluaciones rigurosas e imparciales de la evidencia científica para una amplia gama de servicios preventivos. Sus recomendaciones se consideran el estándar de oro para los servicios clínicos preventivos. El Equipo Operativo basó sus conclusiones en un informe de un equipo que estuvo bajo la supervisión de la Dra. Kathleen McTigue, Licenciada en Salud Pública, del Centro de Práctica Basado en la Evidencia de la Agencia para la Investigación y la Calidad de la Asistencia Médica de la RTI International-University en Carolina del Norte.

El Grupo Operativo clasifica la contundencia de la evidencia en "A" (recomienda enfáticamente), "B" (recomienda), "C" (no hace recomendación ni a favor ni en contra), "D" (no recomienda) o "I" (no hay pruebas suficientes para hacer una recomendación a favor o en contra del examen). El Grupo Operativo recomienda que los médicos lleven a cabo exámenes para detectar la obesidad en sus pacientes adultos y que les ofrezcan a aquellos que sean obesos la terapia con frecuencia intensiva y sesiones para cambiar el comportamiento y así promover una pérdida de peso mantenida o derivarlos a otros médicos que puedan proveer estos servicios (una recomendación "B"). Para los adultos obesos, el Equipo Operativo encontró evidencia demasiado limitada como para hacer una recomendación a favor o en contra de la terapia con frecuencia moderada o baja (una recomendación "I"). Para los adultos con exceso de peso pero que no son obesos, el Equipo Operativo encontró evidencia demasiado limitada como para hacer una recomendación a favor o en contra de la terapia con cualquier tipo de frecuencia y de las sesiones para modificar el comportamiento para promover una pérdida de peso mantenida (una recomendación "I").

Las recomendaciones y los materiales para los exámenes para detectar la obesidad en los adultos estarán disponibles en el sitio web de la Agencia para la Investigación y la Calidad de la Asistencia Médica en http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/3rduspstf/obesity/obesrr.htm. También se encuentran disponibles recomendaciones anteriores del Equipo Operativo, resúmenes de la evidencia, hojas de datos de fácil lectura que explican las recomendaciones y materiales relacionados en AHRQ Publications Clearinghouse y se pueden obtener por teléfono llamando al (800) 358-9295 o por correo electrónico al AHRQPubs@ahrq.hhs.gov. También hay información clínica disponible en National Guideline Clearinghouse™ en http://www.guideline.gov.

Nota del Redactor: el Secretario del Departamento Federal de Salud y Servicios Humanos (U.S. Department of Health and Human Services) Tommy G. Thompson recientemente anunció 12 donaciones por un total de $13.7 millones para promover iniciativas comunitarias para promover una mejor salud y para prevenir las enfermedades. Las donaciones están consolidadas bajo el nuevo programa "Steps to a HealthierUS" ("Pasos para un Estados Unidos Más Saludable") del Departamento Federal de Salud y Servicios Humanos, el cual tiene por objetivo ayudar a los estadounidenses a vivir mejor, más años y vidas más saludables al reducir la carga del exceso de peso, de la obesidad, de la diabetes y del asma y al tratar tres factores de riesgo relacionados: la inactividad física, la mala alimentación y el consumo de tabaco. Para más información, visite el sitio web de HealthierUS en http://www.healthierus.gov.

Nota a los Reporteros de Radio y Televisión: El periódico Annals of Internal Medicine ha producido un video de noticias acerca de la recomendación del Equipo Operativo que estará disponible el lunes 1º de diciembre de 2003. El video de noticias será alimentado dos veces, primero entre las 9:00 y las 9:30 a.m., hora del este, y luego entre las 2:00 y las 2:30 p.m., hora del este. Las coordinadas son las mismas para ambas alimentaciones: Telstar 6, Transponder 11(c); Frecuencia de Downlink: 3920 Vertical; Audio: 6.2/6.8. El video será repetido dos veces durante cada alimentación de 30 minutos; la primera pasada tendrá audio mezclado y la segunda pasada tendrá sonido NAT.

Además, comunicados de audio de 60 segundos con información acerca de cómo averiguar el Índice de Masa Corporal de una persona se encuentran disponibles para ser descargados en inglés y en español (disponible en http://www.radiospace.com) Ambos comunicados de audio se encuentran disponibles en formato MP3 en 48 kbps o en 96 kbps.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs, (301) 427-1364: Bob Isquith, (301) 427-1539 (RIsquith@ahrq.gov).


 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care