Skip Navigation U.S. Department of Health and Human Services www.hhs.gov
Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archive print banner

Grupo Especial halla escasas evidencias en torno al uso de suplementos vitamínicos para prevenir cáncer o enfermedades cardiacas

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Fecha: 30 de junio de 2003

El Grupo Especial del Departamento de Servicios Preventivos de los Estados Unidos llegó hoy a la conclusión de que existen insuficientes evidencias para la recomendación de suplementos vitamínicos en la prevención del cáncer o las enfermedades cardiacas. Asimismo, dio a conocer su recomendación en contra del uso de suplementos de beta caroteno en fumadores, debido al posible incremento del riesgo de cáncer pulmonar y muerte. Las conclusiones del Grupo Especial se basaron en la revisión de varios estudios acerca del uso de vitaminas A, C, o E, multivitamínicos como el ácido fólico, o combinaciones de antioxidantes para la reducción de los riesgos de cáncer o trastornos cardiovasculares en los adultos. Los resultados aparecerán en el número correspondiente al primero de julio de la revista Annals of Internal Medicine.

El Grupo Especial es el panel independiente más importante de expertos del sector privado en la prevención y cuidados primarios, y está patrocinado por la Agencia para la Investigación y Calidad de los Cuidado Médico (AHRQ). La presente investigación constituye la primera vez que el Grupo Especial realiza una revisión de estudios en torno al efecto de las vitaminas, en la reducción del cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

El Grupo Especial analizó los resultados de cuatro pruebas clínicas reveladoras de que el consumo de beta caroteno no disminuye el riesgo de contraer cáncer pulmonar; prostático; del colon; del seno, o no-melanoma de la piel, en adultos de mediana o avanzada edad. Dos de dichas pruebas clínicas descubrieron que las personas que ingirieron beta caroteno y eran fumadoras fueron propensas a mayores riesgos de padecer cáncer pulmonar, y de consecuente fallecimiento.

El colectivo de expertos también llevó a cabo la revisión de pruebas aleatorias y estudios de observación para determinar si el consumo de vitaminas A, C, o E, multivitamínicos como el ácido fólico, o combinaciones de antioxidantes, reduce el riesgo de enfermedades cardiacas, derrames cerebrales o varios tipos de cáncer. Los estudios de mayor calidad no mostraron beneficios convincentes en el consumo de vitaminas, pero la cantidad y duración de dichas investigaciones no resultaron suficientes para llegar a conclusiones acerca de posibles factores positivos en el uso de las vitaminas a largo plazo. Aunque algunos de los estudios de observación indicaron posibles beneficios en el caso de algunos tipos de cáncer, el Grupo Especial no pudo determinar si dichos beneficios tienen su origen en el uso de las vitaminas, o en estilos de vida más saludables en las personas que las consumieron. Asimismo, el panel no revisó las evidencias existentes en cuanto al uso de vitaminas en pacientes con deficiencias nutricionales conocidas, así como en mujeres embarazadas y en proceso de lactancia; niños; ancianos y personas con enfermedades crónicas. Como el consumo de vitaminas podría ser más apropiado en estos grupos, el Grupo Especial exhorta a esos pacientes a hablar con sus médicos acerca de los beneficios y perjuicios potenciales en el uso de tales reconstituyentes. "Los suplementos vitamínicos podrían ser necesarios para aquellas personas cuyas dietas no les proporcionan las cantidades recomendadas de vitaminas específicas, y especialmente importantes en el caso de mujeres embarazadas y en proceso de lactancia, así como en pacientes con ciertas enfermedades. Sin embargo, los beneficios de estos suplementos con respecto a la población en general aún están por determinar. En la actualidad, se están llevando a cabo varias investigaciones importantes que podrían ayudar a la respuesta de esta interrogante fundamental", afirmó Janet Allan, Ph.D, R.N., vicepresidente del Grupo Especial.

Aunque la mayoría de los estudios analizados por el Grupo Especial demostraron que el consumo de vitaminas, en concordancia con la Ración Diaria Recomendada (RDA), no es dañino, la ingestión moderada y/o excesiva de ciertas vitaminas podría provocar ciertos efectos adversos. Por ejemplo, las dosis moderadas de vitamina A reducen la densidad mineral ósea, mientras que dosis más elevadas causan daños en el hígado, o, en el caso de las mujeres embarazadas, pueden afectar el feto. El Grupo Especial recomienda que los pacientes que consumen vitaminas no deben excederse de la Ración Diaria Recomendada. Además, deben consultar con sus médicos para conocer los efectos que puede ocasionar en su salud el uso de vitaminas.

El Grupo Especial lleva a cabo evaluaciones rigurosas e imparciales de toda la evidencia científica en una amplia gama de servicios preventivos. Sus recomendaciones están consideradas como la regla de oro de los servicios clínicos preventivos. El Grupo Especial sustentó sus conclusiones en un informe realizado por el equipo encabezado por Cynthia Morris, Ph.D., M.P.H., y Cheryl Ritenbaugh, Ph.D, M.P.H., del Centro de Evidencias Basadas en la Práctica de la AHRQ, en la Universidad para la Salud y la Ciencia de Portland, Oregon.

El Grupo Especial evalúa la fuerza de las evidencias en: "Av (de estricta recomendación), "B" (se recomienda), "C" (ninguna recomendación a favor ni en contra), "D" (recomendación en contra) o "I" (evidencia insuficiente para recomendar a favor o en contra del examen). El Grupo Especial no recomienda el uso de los suplementos de beta caroteno, ya sea aislados o en combinación con otras sustancias; para la prevención del cáncer o enfermedades cardiovasculares (recomendación "D"). Además, el panel de expertos consideró insuficientes las evidencias para la recomendación a favor o en contra del uso de suplementos de vitaminas A, C, o E, multivitamínicos como el ácido fólico, o combinaciones de antioxidantes, en la prevención del cáncer o enfermedades cardiovasculares (recomendación de "I" ).

Las recomendaciones del panel con respecto a los suplementos vitamínicos y materiales para los médicos están disponibles en el sitio de Internet de la AHRQ, http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/3rduspstf/vitamins/vitaminsrr.htm. Las recomendaciones previas del Grupo Especial, los resúmenes de evidencias, así como hojas de datos fáciles de leer explicando las recomendaciones, y otros materiales relacionados; están disponibles previa solicitud a AHRQ Publications Clearinghouse, llamando al teléfono (800) 358-9295, o enviando un mensaje electrónico a AHRQPubs@ahrq.hhs.gov. También hay disponibilidad de información clínica en el sitio de National Guideline Clearinghouse™ http://www.guideline.gov.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs: Kristie Smith, (301) 427-1246 (KSmith@ahrq.gov) o Farah Englert (301) 427-1865 (FEnglert@ahrq.gov).


 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care