Skip Navigation U.S. Department of Health and Human Services www.hhs.gov
Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archive print banner

Nuevo estudio indica que la histerectomía conduce a mejores resultados y mayor satisfacción de las pacientes que los medicamentos para sangramientos uterinos anormales

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Fecha: 23 de marzo 2004

Luego de un infructuoso tratamiento con un medicamento hormonal común, las mujeres que padecían de sangramientos uterinos anormales y fueron sometidas a histerectomías experimentaron mejoras en sus síntomas y expresaron mayor satisfacción con su salud general al cabo de seis meses, en comparación con otras pacientes a quienes se prescribió un régimen alterno de medicamentos orales para tratar la misma condición, de acuerdo a un estudio financiado por la Agencia de Investigación y Calidad de los Cuidados de Salud (U.S. Agency for Healthcare Research and Quality), publicado en el número correspondiente a marzo 24/31 de la revista Journal of the American Medical Association.

La Dra. Carolyn M. Clancy, M.D., Directora de la AHRQ, destacó que su estudio muestra que la histerectomía cuenta con claros beneficios para las mujeres que sufren de hemorragias uterinas anormales. "Los médicos y pacientes deben hablar acerca de los posibles riesgos y beneficios de la histerectomía, cuando los medicamentos no surten efecto", dijo la científica.

La histerectomía—extirpación quirúrgica del útero—es el procedimiento quirúrgico no obstétrico más común que se practica a las mujeres estadounidenses.

En el año 2000, aproximadamente 633,000 mujeres fueron sometidas a histerectomía. Un 90 por ciento de esa cifra se llevó a cabo con anterioridad a la menopausia, debido a sangramientos uterinos anormales y otras razones que no ponen en peligro la vida. En los Estados Unidos, a cerca de 5.6 de cada 1,000 mujeres se les practica la histerectomía, un índice que resulta de tres a cuatro veces mayor que los reportados en Australia, Nueva Zelanda y la mayoría de los países europeos. Esta situación, así como las variaciones regionales dentro de este país, ha hecho pensar a muchos si tantas histerectomías son realmente necesarias.

El estudio mencionado, que es la primera prueba aleatoria combinada para comparar la histerectomía con el tratamiento medico oral en casos de sangramiento uterino anormal, fue dirigido por la Dra. Miriam Kuppermann, Ph.D., M.P.H., de los Departamentos de Obstetricia, Ginecología y Ciencias Reproductivas y de Epidemiología y Bioestadísticas de la Universidad de California en San Francisco, además de colaboradores de UCSF y cuatro centros clínicos de los Estados Unidos. La investigación examinó las diferencias en los resultados, y la satisfacción en 63 mujeres con edades entre 30 y 50 años, quienes experimentaron sangramientos uterinos anormales por un tiempo promedio de 4 años, y se sentían incómodas con el tratamiento a base de medroxyprogesterona, una hormona que se receta comúnmente en este trastorno. La mitad de las participantes del estudio fueron seleccionadas al azar para practicárseles la histerectomía, mientras que la otra mitad fue tratada con un régimen alterno de medicamentos orales seleccionados por los respectivos ginecólogos de las pacientes.

Cada una de las pacientes recibió atención y seguimiento por espacio de dos años, al cabo de los cuales, las mujeres a quienes se les practicó la histerectomía experimentaron sustanciales mejoras en la salud mental, deseo y desempeño sexual, sueño, y satisfacción general con su salud. Gran parte de dichas mejoras se hizo evidente en un plazo de seis meses. Al final del estudio, la mitad de las participantes asignadas inicialmente al tratamiento medico eligieron ser sometidas a la histerectomía, y sus mejoras resultaron similares a las de las participantes que ya habían pasado por ese procedimiento quirúrgico.

"Las participantes asignadas al tratamiento con régimen medico alterno y que continuaron el mismo durante el período de dos años que duró el estudio, también mostraron progresos, pero pequeños en comparación y magnitud con los de quienes se sometieron a la histerectomía", afirmó la Dra. Kuppermann.

Los investigadores confrontaron dificultades para el reclutamiento de pacientes en esta prueba, debido al rechazo de numerosas mujeres a ser asignadas al azar para ser sometidas o no a una histerectomía. Sin embargo, los científicos destacaron que hubo participantes suficientes como para revelar diferencias significativas en los resultados concernientes a la calidad de vida.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs, (301) 427-1539 o (301) 427-1855.


 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care