Skip Navigation U.S. Department of Health and Human Services www.hhs.gov
Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archive print banner

Nuevo estudio indica que el seguimiento de normas clinicas para tratamiento de infantes con fiebre no siempre mejora resultados

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Fecha: 9 de marzo 2004

Los pediatras expertos que confiaban en su juicio clínico más que en los principios existentes pudieron minimizar las hospitalizaciones y evitar análisis innecesarios de laboratorio a niños con fiebre, sin un impacto negativo en los resultados de la atención médica, según reveló un estudio apoyado por la Agencia de Investigación y Calidad de los Cuidados de la Salud (AHRQ). El estudio, titulado, "Management and Outcomes of Care of Fever in Early Infancy" (Control y resultados del cuidado de la fiebre en la primera infancia) ha sido publicado en el número correspondiente al 10 de marzo de la revista Journal of the American Medical Association.

Las condiciones subyacentes asociadas con los síntomas febriles en los niños son difíciles de reconocer, y oscilan desde trastornos menores a problemas que pueden poner la vida en peligro. Tradicionalmente, se han usado estrategias costosas como la hospitalización, extensos exámenes de laboratorio y antibióticos intravenosos para el diagnóstico y tratamiento de los niños con fiebre, a fin de protegerlos contra la meningitis bacteriana e infecciones sanguíneas bacterianas; enfermedades que afectan aproximadamente a entre el 2 y 3 por ciento de los infantes con esa sintomatología.

El equipo de investigadores, dirigido por el Dr. Robert H. Pantell, de la universidad de California, San Francisco; trabajó con más de 573 consultas médicas en 44 estados, que fueron parte de la Red de Investigación Pediátrica en Ambientes de Consultorio de la Academia Americana de Pediatras, entre 1995 y 1998. Los más de 3,000 niños participantes en el estudio tenían tres meses o menos de edad, y no padecían problemas de salud que no fuera fiebre de al menos 100.4 ° F. En ese tiempo, las normas de práctica clínica para el tratamiento de infantes con fiebre recomendaban que todos los niños menores de un mes debían ser hospitalizados y tratados con antibióticos, y que se les debía practicar análisis de laboratorio a todos los infantes menores de tres meses. Tales normas siguen siendo el estándar actual de los cuidados médicos en ese aspecto.

Los investigadores descubrieron que los médicos siguieron las directivas clínicas para el tratamiento de infantes con fiebre el 42 por ciento de las veces. Los clínicos realizaron exámenes de laboratorio en el 75 por ciento de los niños, y trataron con antibióticos al 57 por ciento. En el primer mes de vida, se hospitalizó a un 40 por ciento menos de niños cuando los médicos no siguieron las normas.

En vez de optar por la hospitalización, los clínicos atendieron a muchos pacientes en repetidas consultas y siguieron los casos con frecuentes llamadas telefónicas. Aquellos niños tratados en las consultas y con seguimiento telefónico de las mismas experimentaron resultados similares a aquellos que fueron tratados siguiendo las normas establecidas.

"Si bien las normas clínicas son parte importante de la práctica cotidiana, sólo hay un elemento de la fundamentación de la evidencia disponible a los médicos. Los clínicos deben apoyarse en su adiestramiento y juicio, y trabajar estrechamente unidos con los padres para adecuar las recomendaciones basadas en la evidencia a las necesidades de los pacientes", aseguró la Dra. Carolyn M. Clancy, Directora de la AHRQ.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs: Kristie Smith, (301) 427-1246 (KSmith@ahrq.gov) o Karen Migdail (301) 427-1855 (KMigdail@ahrq.gov).


 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care