Skip Navigation U.S. Department of Health and Human Services www.hhs.gov
Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archive print banner

Nuevo estudio estima que a algunas embarazadas se les han recetado medicamentos que pueden ser considerados riesgosos durante la gravidez

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Fecha: 9 de septiembre de 2004

Cerca de la mitad de las mujeres embarazadas que han recibido otros medicamentos que no sean vitaminas, podrían estar ingiriendo productos clasificados por la Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos [FDA]) como que no poseen evidencia humana para su uso durante el período de embarazo; o que, según los estudios, podrían dañar al feto en desarrollo, de acuerdo a una reciente investigación financiada por la Agency for Healthcare Research and Quality (Agencia para la Investigación y Calidad de los Cuidados de Salud del HHS [AHRQ]). El artículo se publicó en el número correspondiente a agosto del 2004 de American Journal of Obstetrics and Gynecology.

El estudio, considerado como el más extenso hasta la fecha en el examen del uso de los medicamentos recetados por parte de las mujeres durante el embarazo, fue realizado por investigadores del HMO Research Network Center for Education and Research on Therapeutics (CERTs) de AHRQ. El programa del CERTs es una iniciativa nacional para incrementar el conocimiento de los beneficios y riesgos de los usos nuevos, existentes o combinados de terapéuticos y dispositivos.

Los investigadores analizaron datos provenientes de ocho organizaciones para el mantenimiento de la salud en zonas geográficas diversas, evaluando el uso de medicamentos por receta en 152,531 mujeres que dieron a luz en un hospital, desde el primero de enero de 1996 hasta el 31 de diciembre del 2000; basándose en el sistema de clasificación de riesgo del uso de medicamentos durante el embarazo de la FDA. El estudio no investigó el uso de medicamentos sin prescripción, ni de medicamentos recetados en los hospitales.

"Los hallazgos de esta investigación muestran claramente la necesidad de información científica más avanzada acerca de cuáles medicamentos son seguros y apropiados para las pacientes durante el embarazo. La tecnología de información de la salud es un elemento importante para suministrar rápidamente los datos necesarios a los médicos, de manera que éstos puedan trabajar con sus pacientes en la toma de decisiones informadas acerca de los cuidados de salud", afirmó la Dra. Carolyn M. Clancy, Directora de la AHRQ.

Los investigadores descubrieron que al 64 por ciento de las mujeres se les suministraron otros medicamentos que no fueron vitaminas ni suplementos minerales durante los 270 días previos al parto. Aproximadamente el 40 por ciento de esas mujeres recibió un medicamento para el cual no se ha establecido seguridad en el consumo humano (Categoría C del listado de la FDA). Cerca del 5 por ciento ingirió medicamentos de Categoría D, clasificación de la FDA equivalente a evidencias positivas de riesgo fetal, aunque los beneficios de su uso pueden ser aceptables a pesar de los riesgos. Asimismo, un 5 por ciento adicional de dichas embarazadas recibió un medicamento de Categoría X, o sea, con evidencias definitivas de riesgos fetales, basadas en estudios en seres humanos o animales o en experiencias con seres humanos; donde los riesgos de su uso sobrepasan claramente cualquier beneficio posible.

El otro 50 por ciento aproximado de las prescripciones se clasificó como Categoría A (de riesgo remoto para el feto) y Categoría B (los estudios en animales no muestran riesgo fetal, y no existen investigaciones controladas en mujeres; o los estudios en animales demostraron riesgo fetal, pero los estudios controlados en mujeres no mostraron riesgo alguno).

"Las limitaciones del sistema de categorización por letras y su aplicación están debidamente establecidas, al igual que la necesidad que tiene la salud pública de una mejor información. Estamos revisando el sistema, para ofrecer una herramienta más informativa a médicos y pacientes", aseguró la Dra. Sandra L. Kweder, M.D., Directora Adjunta de la Oficina de Medicamentos Nuevos de la FDA.

Los investigadores sacaron en conclusión que los medicamentos de rutina y la educación de los médicos, así como las nuevas tecnologías como el sistema de prescripción computarizada con sustentación clínica; pudiera tener el potencial para la reducción de la prescripción inadecuada de medicamentos a las pacientes embarazadas.

Nota del Editor: Este es el segundo estudio auspiciado por la AHRQ en torno a la seguridad de los medicamentos suministrados a pacientes embarazadas. El primer estudio, titulado "Prescriptions for contraindicated category X drugs in pregnancy among women enrolled in TennCare," de William O. Cooper, Gerald B. Hickson y Wayne A. Ray; fue publicado en el número correspondiente a marzo del 2004 de Pediatric and Perinatal Epidemiology.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs, (301) 427-1863 o (301) 427-1855.


 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care