Skip Navigation U.S. Department of Health and Human Services www.hhs.gov
Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archive print banner

Uso convencional de la episiotomia en partos sin complicaciones no beneficia a las pacientes

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Fecha: 3 de mayo, 2005

El uso rutinario de la episiotomía en partos vaginales sin complicaciones, no ofrece beneficios inmediatos ni a largo plazo para la madre, según afirma una revisión de evidencias científicas patrocinada por la agencia federal Agency for Healthcare Research and Quality (AHRQ), adscrita al Departamento Federal de Salud y Servicios Humanos. La episiotomía es el corte quirúrgico del perineo—sección de la piel entre la abertura vaginal y el ano—y es un procedimiento de uso común en aproximadamente la tercera parte de los partos vaginales, ya sea para acelerar el nacimiento, o evitar la ruptura de la piel durante el proceso. Los resultados de la revisión se publicaron en el número de la revista Journal of the American Medical Association correspondiente a esta semana.

La revisión, dirigida por el Evidence-based Practice Center at RTI-International-University of North Carolina at Chapel Hill and Raleigh, de AHRQ (Centro de evidencias basadas en la práctica de la AHRQ en RTI-Internacional de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y Raleigh), revela que la episiotomía convencional, común en numerosos centros gineco-obstétricos, no logró ninguno de los objetivos que se le atribuyen frecuentemente. Cuando los proveedores de cuidados restringieron el uso de la episiotomía, las pacientes fueron más propensas a partos sin rupturas perineales, así como experimentaron menor propensión a necesidad de sutura, y mayor propensión a la reanudación del acto sexual en un lapso de tiempo más breve.

Las pacientes que experimentaron rupturas espontáneas sin episiotomía, reportaron menos dolores que aquellas a las cuales se les practicó el procedimiento. Asimismo, las complicaciones relacionadas con la cicatrización del perineo resultaron las mismas, con o sin episiotomía.

Además, las evidencias demostraron que la episiotomía no protege a las pacientes contra la incontinencia urinaria o fecal, el prolapso pélvico de órganos, o las dificultades en el desempeño sexual entre los primeros tres meses y los cinco años posteriores al parto. Ninguna investigación describió el impacto a largo plazo de la episiotomía en la etapa posterior de la vida adulta, cuando la incontinencia cuenta con mayores probabilidades de ocurrencia.

"El uso rutinario de la episiotomía ha sido la norma durante años, y aparentemente sólo contaba con limitadas investigaciones que la fundamentaran. Estas evidencias podrían ayudar a que muchas mujeres con partos sin complicaciones eviten un procedimiento que no implica ningún beneficio", explicó la Dra. Carolyn M. Clancy, M.D., Directora de la AHRQ.

El informe de evidencias llegó a la conclusión de que ningún beneficio posible relacionado con el procedimiento, supera al hecho de que un gran número de mujeres podría experimentar menos lesiones sin la incisión quirúrgica. El ámbito del informe no incluyó los resultados neonatales, por lo cual no se pudo aportar comentarios acerca de los posibles beneficios de la episiotomía con respecto a los recién nacidos.

Los investigadores también analizaron las evidencias relacionadas con los materiales de sutura y técnicas de reparación del perineo, luego de una episiotomía o ruptura. Algunas evidencias indicaron que una reparación en dos etapas, la cual cierra las capas subyacentes de tejido, pero deja sin suturar la piel del perineo; es más beneficiosa que el tradicional método de tres fases, donde se sutura el perineo. Además, el método continuo subcuticular de sutura, podría ser mejor que el procedimiento interrumpido y transcutáneo. Finalmente, las suturas de ácido poliglicólico podrían aventajar a las de catgut o cuerda de tripa crómica, en lo concerniente al dolor y curación perineal.

Por otra parte, las evidencias resultaron inconsistentes o no fundamentaron el uso de otros materiales como suturas de absorción rápida, catgut crómico tratado, y suturas de seda. Se necesitan investigaciones posteriores, incluyendo pruebas clínicas rigurosas que comparen los métodos completos de reparación; para determinar el impacto de materiales alternativos como el adhesivo de tejidos, así como para solucionar las inconsistencias de la literatura actual.

El tema fue nominado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, que se propone traducir los resultados de la revisión a directivas clínicas prácticas para obstetras y ginecólogos. El informe completo estará disponible en el sitio http://www.ahrq.gov/clinic/tp/epistp.htm (PDF file, 3.5 MB). También habrá copias impresas disponibles llamando a AHRQ's Publications Clearinghouse al teléfono 1-800-358-9295.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs: (301) 427-1855 o (301) 427-1858.


 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care