Skip Navigation U.S. Department of Health and Human Services www.hhs.gov
Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archive print banner

AHRQ da a conocer revisión de efectividad comparada; ciertos medicamentos son tan efectivos como la cirugía para el tratamiento del reflujo gastroesofágico o GERD

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Fecha: 14 de diciembre, 2005

Según un informe publicado el día de hoy por la agencia federal Agency for Healthcare Research and Quality (AHRQ, por sus siglas en inglés), los medicamentos pueden ser tan efectivos como la cirugía para el tratamiento de la Enfermedad de Reflujo Gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés). El informe es la primera Revisión de Efectividad Comparada en un nuevo programa de la AHRQ que compara tratamientos alternativos para varios trastornos de salud.

El GERD, una de las enfermedades más comunes entre los estadounidenses de edad avanzada, implica un gasto anual de 10 mil millones por concepto de costos directos de cuidados de salud. El trastorno se produce cuando los ácidos estomacales penetran en el esófago, provocando acidez y daños potenciales a ese órgano. El estudio dado a conocer por la AHRQ compara métodos de tratamiento en casos de GERD crónica sin complicaciones, donde la enfermedad es propensa a tratamiento para toda la vida, pero no implica un trastorno más serio del esófago.

El informe revela que en la mayoría de los pacientes de GERD sin complicaciones, un tipo de medicamentos conocido como inhibidores de bombeo de protones (PPI, en inglés) puede ser tan efectivo en el alivio de los síntomas y el mejoramiento de la calidad de vida. Al mismo tiempo, aunque en ocasiones se opta por la cirugía con el propósito de eliminar la necesidad de tomar medicamentos, la evidencia no está clara en lo referente a si una cantidad significativa de pacientes sometidos a la operación podría liberarse finalmente del uso de medicamentos. En los estudios revisados por el informe publicado hoy, entre el 10 y el 65 por ciento de los pacientes se vieron obligados a continuar el uso de medicamentos.

"Este informe, que es la primera Revisión de Efectividad Comparada, abre un capítulo nuevo y promisorio para ayudar a que los pacientes elijan el mejor tratamiento basado en evidencias de acuerdo a su propia situación", expresó la Dra. Carolyn M. Clancy, M.D., Directora de la AHRQ. "El informe de hoy ayudará a pacientes y proveedores de cuidados de salud en la toma de decisiones más informadas a la hora de considerar el tratamiento de los síntomas de GERD crónico, y especialmente cuando se considera la cirugía".

El informe, titulado "Comparative Effectiveness of Management Strategies for Gastroesophageal Reflux Disease" ("Efectividad comparada de estrategias de tratamiento de la Enfermedad de Reflujo Gastroesofágico") es el primero publicado por el nuevo Effective Health Care Program (Programa de Cuidados de Salud Efectivos) de la AHRQ, creado para ayudar a pacientes y proveedores de cuidados de salud en la selección de tratamientos, mediante la revisión de estudios existentes, y la comparación de los resultados de diferentes tratamientos. En estos momentos se están realizando nueve revisiones de efectividad comparada, para analizar tratamientos alternativos en casos de significativos trastornos de salud.

"Estos informes constituyen un nuevo paso de avance, al no preguntar solamente cuáles tratamientos pueden ser efectivos, sino también cómo los tratamientos se pueden comparar entre sí", añadió la Dra. Clancy. "Ellos [los informes] proporcionarán una fuente útil y balanceada a fin de obtener la mejor información científica para ayudar a seleccionar el mejor tratamiento del paciente".

El informe de hoy realizó una revisión de alternativas de tratamiento para el GERD crónico, incluyendo medicinas sin receta; PPI, cirugía de fundoplicación o fundoplicatura (plegado de la parte superior del estómago alrededor del fondo del esófago), y procedimientos endoscópicos.

El informe destaca que sus resultados se cumplen en los casos de pacientes sometidos a exámenes de diagnóstico previos, por lo cual existe un alto nivel de certidumbre de que sus síntomas sean provocados por el GERD. Entre los hallazgos para el GERD diagnosticado correctamente, figuran:

  • Para el GERD crónico, los medicamentos antagonistas receptores de H2 sin receta no son tan efectivos como los PPIs, aunque estos últimos presentan más efectos colaterales (dolores de cabeza, diarreas, dolores abdominales). Entre los ejemplos de antagonistas receptores de H2 están: Axid®, Pepcid®, Tagamet®, y Zantac®.
  • Aparentemente, los PPI cuentan con efectividad clínica similar al ser comparados entre sí con respecto al tratamiento del GERD. Se han reportado diferencias estadísticamente significativas, pero las mismas, así como las implicaciones clínicas, no están claras aún. Entre los ejemplos de PPI figuran: AcipHex®, Nexium®, Prevacid®, Prilosec OTC, y Protonix®. Además, el omeprazole genérico también está a la venta.
  • Tanto los PPI como la cirugía de fundoplicación o fundoplicatura cuentan aparentemente con efectividad similar en el alivio de los síntomas y el mejoramiento de la calidad de vida.
  • La evidencia limitada indica que los medicamentos y la cirugía tienen efectos similares a largo plazo en la prevención del adenocarcinoma esofágico o del esófago de Barrett.
  • La experiencia clínica con los nuevos procedimientos endoscópicos va en aumento, pero hasta la fecha se han llevado a cabo escasas investigaciones para el establecimiento de comparaciones significativas entre los PPI y la cirugía.

La Dra. Clancy enfatizó que los resultados del informe tienen como objetivo ayudar en la selección del mejor tratamiento para el paciente, pero que el informe no constituye un conjunto de recomendaciones de tratamiento, ni incluye consideraciones de costos. Es esencial que los pacientes y sus médicos respectivos intercambien opiniones acerca de cómo esos resultados pueden aplicarse a cada caso individual, aconsejó la Dra. Clancy.

Conjuntamente con el informe, la AHRQ también presentó resúmenes en palabras de fácil entendimiento, para ayudar a los consumidores y otras personas en la rápida revisión y comprensión de los resultados. El Congreso ha enfatizado en la necesidad de transmitir la información a diferentes niveles de detalle para diversas audiencias, con especial atención en hacer que los hallazgos sean útiles a los consumidores.

El informe se puede accesar en el sitio Web http://www.effectivehealthcare.ahrq.gov. El sitio también cuenta con características para que el público pueda participar en el Effective Health Care Program. Los usuarios pueden inscribirse para recibir notificaciones cuando haya nuevos informes disponibles. También pueden ser notificados cuando se coloquen borradores de informes u otros documentos para comentar acerca de los mismos. Los comentarios pueden enviarse por medio del sitio Web. También se invita al público a utilizar el sitio Web en la designación de temas para ser revisados por el Effective Health Care Program.

"La transparencia y la participación pública son principios centrales para el Effective Health Care Program, por lo que invitamos al público a participar a través del sitio Web", concluyó la Dra. Clancy.

El informe acerca del GERD fue preparado por el Tufts-New England Medical Center Evidence-based Practice Center (Centro de Evidencias Basadas en la Práctica del Centro Médico Tufts-Nueva Inglaterra), uno de 13 centros contratados por la AHRQ para la generación de síntesis de evidencias concernientes a temas de los cuidados de salud.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs: (301) 427-1855 o (301) 427-1922.


 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care