Skip Navigation U.S. Department of Health and Human Services www.hhs.gov
Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archive print banner

Grupo Especial recomienda que se realice la prueba de detección del vih en todas las embarazadas

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Press Release Date: 4 de julio de 2005

El U.S. Preventive Services Task Force (Grupo Especial de Servicios Preventivos de los Estados Unidos) divulgó una nueva recomendación donde se establece que todas las embarazadas-no sólo aquellas identificadas como personas con riesgo de contraer el VIH-deben someterse a una prueba para detectar el virus. Dicha recomendación se basa en evidencias de que los análisis disponibles en la actualidad identifican con exactitud los casos de mujeres infectadas con el VIH y que las estrategias de tratamiento recomendadas pueden reducir considerablemente la posibilidad de que una madre pueda contagiar a su hijo con el virus VIH.

El Grupo Especial también reafirmó su recomendación previa de que todos los adolescentes y adultos que corren grandes riesgos de infección con el VIH sean sometidos a análisis y ha ampliado su definición de "riesgo". Además de los pacientes que reportan conductas de alto riesgo, todos los pacientes atendidos en centros de alto riesgo como refugios para desamparados o clínicas dedicadas al tratamiento de enfermedades de transmisión sexual, también deben someterse a la prueba de detección. El Grupo Especial halló evidencias justas que reflejan que la realización de las pruebas a adolescentes y adultos que no corren enormes riesgos puede mejorar los resultados de salud. Sin embargo, el Grupo Especial también llegó a la conclusión de que la cantidad de beneficios y perjuicios es demasiado similar como para justificar una recomendación general. Las nuevas recomendaciones aparecen en el número de la revista Annals of Internal Medicine correspondiente al 5 de julio.

En 1996, el Task Force recomendó una estrategia dirigida de asesoría y exámenes de rutina para las mujeres embarazadas que presentan alto riesgo y para los casos de personas que residen en comunidades con los índices más altos de recién nacidos seropositivos. Sin embargo, las evidencias recientes indican que la asesoría y exámenes prenatales han logrado gran aceptación entre las embarazadas y que las pruebas universales incrementan la cifra de mujeres diagnosticadas y tratadas por infección con el VIH antes del parto. El tratamiento actual recomendado para las embarazadas con VIH ha demostrado una reducción significativa de madres que transmiten el virus a sus hijos recién nacidos.

Entre los tratamientos figuran las terapias con medicamentos combinados, administradas durante el embarazo, las cuales han evidenciado ser seguras para las madres y los bebitos. Además, la cesárea electiva y la renuncia a la lactancia materna han demostrado una mayor reducción de las posibilidades de que la madre contagie a su hijo con el VIH. Las madres infectadas que han recibido tratamiento pueden reducir las posibilidades de contagiar a sus hijos hasta en un 1 por ciento, en comparación con el 25 por ciento de los casos de madres seropositivas que no recibieron tratamiento durante el embarazo.

"Esta recomendación es un avance importante en la reducción de los niveles de VIH en los Estados Unidos. Las pruebas más exactas de detección del VIH durante el embarazo, y los nuevos tratamientos contra el virus; han demostrado ser seguros y efectivos para madres e hijos por igual, y pueden reducir la cifra de recién nacidos contagiados", expresó la Dra. Diana Petitti, M.D., Vicepresidenta de la Junta Directiva del Task Force, y Asesora Científica Principal de Política de Salud y Medicina de Kaiser Permanente en Southern California.

Desde el año 1995, los avances en el tratamiento de pacientes seropositivos con la Terapia Antiretroviral Altamente Activa (HAART, por sus siglas en inglés), una combinación de tres o más medicamentos, ha demostrado que disminuye la progresión de la enfermedad, y reduce los índices de mortalidad relacionados con el VIH.

En la actualidad se reporta que una cifra estimada de 850,000 a 950,000 estadounidenses están infectados con el virus y no lo saben. Si no se les proporciona el tratamiento adecuado, la gran mayoría padecerá del Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), la séptima causa principal de muerte entre los estadounidenses con edades entre 15 y 24 años, y la quinta principal entre los estadounidenses entre 25 y 44 años.

Las personas que han usado o usan drogas por vía intravenosa; han tenido relaciones sexuales con una pareja seropositiva; y los hombres que han tenido contactos con personas de su mismo sexo después del año 1975, están entre los grupos que corren mayores riesgos de contraer el VIH.

Además, los datos proporcionados por el informe del Healthcare Cost and Utilization Project de AHRQ (Proyecto de Costos y Utilización de los Cuidados de Salud de AHRQ) indican que entre aproximadamente de las 4.7 millones de mujeres hospitalizadas por embarazo o parto en el año 2002, unas 6,300 estaban infectadas con el virus del VIH.

El Grupo Especial, que cuenta con el apoyo de la AHRQ, es el principal panel independiente de expertos en prevención y cuidados primarios del sector privado. Sus recomendaciones se consideran como la regla de oro en los servicios clínicos preventivos. El grupo lleva a cabo evaluaciones rigurosas e imparciales de la evidencia científica en una amplia gama de servicios preventivos.

El Task Force clasifica la fuerza de sus evidencias en: "A" (recomienda firmemente), "B" (recomienda), "C" (sin recomendación a favor ni en contra), "D" (recomienda en contra), o "I" (insuficientes evidencias para recomendar a favor ni en contra). El Grupo Especial recomienda firmemente que se realicen las pruebas de detección del VIH a las embarazadas (recomendación de "A"). El Grupo Especial recomienda firmemente que los médicos sometan a todos los adolescentes y adultos, que corren riesgos altos de infección, a las pruebas de detección de VIH a (recomendación de "A"). El Grupo Especial no hizo recomendación a favor ni en contra de que los adolescentes y adultos que no corren riesgos de infección con el VIH, se sometan a pruebas de rutina para la detección del virus (recomendación de "C").

Las recomendaciones y materiales para los clínicos estan disponibles en el sitio Web de AHRQ, http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspshivi.htm. Las recomendaciones, resúmenes de las evidencias y materiales relacionados previos del Task Force, están disponibles a través del AHRQ Publications Clearinghouse, llamando al teléfono (800) 358-9295 o enviando un mensaje a la dirección electrónica AHRQPubs@ahrq.hhs.gov. También hay información clínica disponible a través de la AHRQ's National Guideline Clearinghouse™ en el sitio Web http://www.guideline.gov.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs: (301) 427-1246 or (301) 427-1399.


 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care