Skip Navigation U.S. Department of Health and Human Services www.hhs.gov
Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archive print banner

Uno de cada cuatro pacientes hospitalarios es admitido por trastornos de salud mental o abuso de sustancias

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Fecha: 10 de abril, 2007

Según un nuevo informe de la Agency for Healthcare Research and Quality (AHRQ) del U.S. Department of Health and Human Services, en el año 2004 casi una cuarta parte de las permanencias de pacientes de 18 años o mayores en hospitales comunitarios de los EE.UU. (7.6 millones de un total de alrededor de 32 millones de permanencias) tuvo relación con trastornos depresivos, bipolares, esquizofrenia y otros problemas de salud mental o afecciones relacionadas con el uso de sustancias.

Este estudio presenta la primera documentación del impacto total sobre los hospitales comunitarios de los EE.UU. de los trastornos de la salud mental y aquellos provocados por abuso de sustancias. De acuerdo con el informe, aproximadamente 1.9 millones de las 7.6 millones de permanencias de pacientes se debieron a internaciones causadas fundamentalmente por problemas de salud mental o de abuso de sustancias. En los otros 5.7 millones de casos, los pacientes fueron admitidos por otros problemas, pero también se les diagnosticó un trastorno de la salud mental o abuso de sustancias.

Casi dos tercios de los costos fueron facturados al gobierno: Medicare cubrió casi la mitad de las permanencias, y el 18% fue facturado a Medicaid. Aproximadamente el 8% de los pacientes carecía de seguro. El resto fue facturado a aseguradores privados. El estudio también halló que una de cada tres permanencias de pacientes sin seguro estaba relacionada con un trastorno de salud mental o abuso de sustancias.

Carolyn M. Clancy, M.D., directora de AHRQ, declaró: "Los hospitales comunitarios desempeñan un papel significativo en el tratamiento de personas con trastornos de salud mental o provocados por abuso de sustancias. Este informe ofrece a los responsables de la toma de decisiones relacionadas con la atención sanitaria una mirada profunda del impacto de la atención a la salud mental y al abuso de sustancias sobre el sistema de salud".

Terry Cline, Ph.D., administrador de la Substance Abuse and Mental Health Services Administration, afirmó: "La gran cantidad de permanencias hospitalarias relacionadas con trastornos de la salud mental o provocados por uso de sustancias señala la necesidad de aumentar los esfuerzos nacionales para identificar e intervenir tempranamente, antes de que la situación exija una permanencia hospitalaria. Con demasiada frecuencia, debido al estigma social o la falta de comprensión, las personas y los proveedores de asistencia sanitaria no reconocen los síntomas o tratan los problemas de salud mental o de uso de sustancias con la misma urgencia que otras afecciones".

La AHRQ halló que la mayoría de los pacientes con trastornos de salud mental o debidos a abuso de sustancias eran mayores. Por ejemplo, aunque los mayores de 80 años sólo comprendían el 5% de la población de los EE.UU. en el año 2004, daban cuenta de casi el 21% de las permanencias hospitalarias para estas condiciones, principalmente para la demencia. También hubo diferencias de género. El diagnóstico de admisión más frecuente para las mujeres fue el de trastornos del estado de ánimo, en tanto que para los hombres fue el de abuso de sustancias.

La AHRQ encontró también que los pacientes a los que se les ha diagnosticado tanto un problema de salud mental como un trastorno por abuso de sustancias (aquellos con "diagnóstico doble") representaban 1 millón de las casi 8 millones de permanencias hospitalarias. Alrededor de la mitad de estos casos con diagnóstico doble involucraba abuso de drogas, un tercio involucraba abuso de alcohol y una quinta parte involucraba tanto abuso de drogas como de alcohol.

Además, 240,000 mujeres hospitalizadas por partos o embarazos también tenían problemas de salud mental o por abuso de sustancias. Cuatro de cada diez de estas pacientes tenían entre 18 y 24 años de edad.

Los intentos de suicidio daban cuenta de casi 179,000 permanencias hospitalarias. El 93% de ellas involucraba problemas de salud mental (usualmente trastornos del estado de ánimo) y/o abuso de sustancias. Casi las tres cuartas partes de estos pacientes tenían entre 18 y 44 años, y más de la mitad eran mujeres. La forma más común de intento de suicidio fue el envenenamiento, por sobredosis de medicamentos recetados o por ingestión de alguna sustancia tóxica.

El informe se basa en datos del año 2004 (los últimos actualmente disponibles) de la Nationwide Inpatient Sample del Healthcare Cost and Utilization Project de la AHRQ, una base de datos de permanencias de pacientes hospitalizados representativa en el nivel nacional de todos los hospitales no federales de corto plazo. Los datos están tomados de hospitales que comprenden el 90% de todas las altas de los Estados Unidos e incluyen a todos los pacientes, independientemente del tipo de seguro, así como también a los no asegurados. Para más detalles, véase Care of Adults with Mental Health and Substance Abuse Disorders in U.S. Community Hospitals, 2004, en http://www.ahrq.gov/data/hcup/factbk10/.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs: (301) 427-1855 o (301) 427-1539.


 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care