Skip Navigation U.S. Department of Health and Human Services www.hhs.gov
Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archive print banner

Gran cantidad de errores de los médicos residentes son provocados por fallas en el trabajo de equipo y la falta de supervisión

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Fecha: 23 de octubre, 2007

De acuerdo a un nuevo estudio financiado por la Agency for Healthcare Research and Quality (Agencia para la investigación y calidad de la asistencia médica) del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, según sus siglas en inglés), los médicos practicantes tienen un riesgo muy alto de cometer errores médicos como consecuencia de las fallas del trabajo de equipo, especialmente la falta de supervisión por parte de personal experimentado. Los investigadores también encontraron que las fallas del trabajo de equipo que involucran a los médicos residentes, becarios e internos también provocaron la ocurrencia de un número significativo de errores durante las transferencias de pacientes. El estudio, denominado "Errores médicos que involucran a los pasantes: Un estudio de reclamos cerrados por mala praxis efectuados por 5 aseguradoras", aparece en la edición del 22 de octubre de 2007 de Archives of Internal Medicine (Archivos de Medicina Interna).

Los investigadores que estuvieron en el Michael E. DeBakey Veterans Affairs Medical Center, el Baylor College of Medicine, la University of Texas Medical School en Houston, y la Harvard School of Public Health analizaron los datos de una muestra aleatoria de 889 reclamos cerrados de mala praxis que habían sido revisados por médicos especialistas entre 2002 y 2004. Dichos médicos habían determinado si había una ocurrencia de lesiones y, en caso afirmativo, si se debieron a errores que involucraban a los pasantes médicos. El estudio se enfocó en cuatro categorías clínicas: obstetricia, cirugía, diagnósticos errados y demorados, y medicamentos. Colectivamente, estas cuatro categorías cubren aproximadamente el 80% de todos los reclamos por mala praxis médica en Estados Unidos.

El estudio determinó que, del total de reclamos médicos cerrados que involucraron errores y lesiones, más de un cuarto (27%), o 240 casos, involucraron a pasantes cuya participación en el error fue considerada como al menos moderadamente importante. Los residentes médicos estuvieron involucrados en el 87% de esos casos, mientras que los internos y los becarios lo estuvieron en el 13% restante. Los resultados adversos fueron serios: un tercio resultó en lesiones físicas significativas, un quinto en lesiones físicas graves y un tercio resultó en muerte. Casi un tercio de los casos tuvieron lugar en el entorno ambulatorio.

"Continuamos aprendiendo acerca del papel crítico que un trabajo de equipo efectivo desempeña en la prevención de errores médicos y en la promoción de la seguridad del paciente", manifestó la Directora de la AHRQ, Carolyn M. Clancy, M.D. "Este estudio nos recuerda que tenemos mucho por hacer para asegurar que los hospitales estén brindando una supervisión apropiada a los pasantes e implementando programas de capacitación de equipos, tanto en el entorno de internación como en el ambulatorio".

Los investigadores también examinaron el papel de los errores de los pasantes atribuibles a los factores cognitivos, tales como fallas de valoración y de conocimiento técnico, y a factores del trabajo de equipo, incluyendo la supervisión y las transferencias de pacientes. De acuerdo al estudio, los errores cognitivos contribuyeron a la mayoría de los errores de los pasantes. Casi las tres cuartas partes (72%) correspondieron a errores de valoración, más de la mitad (58%) fueron provocados por falta de conocimiento técnico, y más de la mitad (57%) se debieron a fallas de vigilancia o de memoria. Los factores del trabajo de equipo, en particular la falta de supervisión y los problemas en las transferencias, fueron también un factor significativo, responsable del 70% de los casos que involucran a los errores de los pasantes. La falta de supervisión ocasionó más de la mitad (54%) de los errores de los pasantes, mientras que los problemas en las transferencias provocaron casi un quinto (19%). Debido a que múltiples factores contribuyeron a los errores de los pasantes, la suma de los porcentajes no cierra en un 100%.

El estudio determinó que la falla de los médicos a cargo en la supervisión de la labor de los pasantes fue identificada como un factor en el 82% de los 129 casos donde la falta de supervisión contribuyó a un error médico. Las fallas en la supervisión por parte de los residentes senior y los médicos a cargo también desempeñaron un papel de relevancia.

Los investigadores encontraron que los errores originados en problemas de transferencia fueron debidos a una diversidad de fallas en la comunicación. En el 34% de los casos donde ocurrió un error en la transferencia, tuvo lugar una comunicación incompleta o inexacta de la información entre dos pasantes. Sin embargo, los problemas en las transferencias ocurrieron casi con la misma frecuencia entre los pasantes y los médicos a cargo, con una transferencia de información que resultó en un error en el 32% de los casos.

El estudio advirtió que las cadenas de comunicación en las que ocurrieron las fallas de información eran complejas. En un quinto de los casos, involucraron a más de dos entidades, mientras que en cerca de un cuarto, involucraron a interacciones con enfermeras y personal de farmacia y laboratorio.

De acuerdo a los autores del estudio, a pesar del creciente cuerpo de evidencia que asocia al trabajo de equipo deficiente con los errores médicos prevenibles, los programas de educación médica para graduados continúan prestando una atención insuficiente a la capacitación basada en el trabajo de equipo y en las destrezas de comunicación. Las comunicaciones telefónicas fueron "problemáticas" en varios casos, manifestaron, pero la pericia en esta área sigue recibiendo una escasa atención. Además, las estrategias específicas de capacitación para mejorar las pericias técnicas, tales como el uso de simulación y tecnología de la información, merecen una mayor atención.

"Nuestro estudio confirma la relación del trabajo de equipo deficiente con los errores evitables y la calidad de la atención", manifestó el autor y director del estudio Hardeep Singh, M.D., M.P.H. En vista de la creciente presión para identificar y enfrentar las causas de los errores médicos, las conclusiones del estudio "deberían ayudar a los encargados de los programas de residencia y al [Accreditation Council for Graduate Medical Education—Consejo de Acreditación para Educación Médica a Graduados] a orientar las intervenciones de capacitación en dirección a estas áreas problemáticas", manifestó.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs: (301) 427-1865 o (301) 427-1246.


 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care