Skip Navigation U.S. Department of Health and Human Services www.hhs.gov
Agency for Healthcare Research Quality www.ahrq.gov
Archive print banner

Grupo Especial recomienda que medicos de cabecera examinen y asesoren a adultos para evitar uso indebido de alcohol

This information is for reference purposes only. It was current when produced and may now be outdated. Archive material is no longer maintained, and some links may not work. Persons with disabilities having difficulty accessing this information should contact us at: https://info.ahrq.gov. Let us know the nature of the problem, the Web address of what you want, and your contact information.

Please go to www.ahrq.gov for current information.

Fecha: 5 de abril 2004

Los médicos de cabecera deben examinar a todos los adultos y mujeres embarazadas para detectar el uso indebido de alcohol, y referirlos a un consejero si es necesario, según una recomendación actualizada hecha pública hoy por el Grupo Especial de Servicios Preventivos de los Estados Unidos (U.S. Preventive Services Task Force). La recomendación se publicó en el número de la revista Annals of Internal Medicine correspondiente al 6 de abril.

Las mujeres que beben más de 7 tragos por semana o más de 3 por ocasión; y los hombres que beben más de14 tragos por semana, o más de 4 tragos por ocasión, se consideran bebedores en riesgo o peligrosos, según el Grupo Especial. El término "uso indebido del alcohol" incluye tanto el hábito de beber con riesgo o el considerado como peligroso, conductas ambas en el caso de individuos que experimentan daños físicos, sociales o psicológicos causados por el alcohol, pero que no entran en la categoría de dependientes del alcohol, como se establece en el libro Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fourth Edition (Manual estadístico y de diagnóstico de trastornos mentales, cuarta edición).

El uso indebido del alcohol se asocia en gran medida con más de 100,000 muertes evitables por año, y se vincula a problemas de salud, ansiedad y depresión, tabaquismo, accidentes automovilísticos, lesiones, alteración social y violencia. Los niveles considerables de consumo de alcohol están asociados al aumento de la cirrosis hepática, trastornos del sistema nervioso central, presión alta y cáncer de la cabeza y el cuello, vías digestivas, hígado y seno. El uso excesivo del alcohol durante el embarazo puede provocar síndrome alcohólico fetal, el cual puede degenerar en retraso en el crecimiento, deformidades faciales e insuficiencia del sistema nervioso central. En los Estados Unidos, el abuso del alcohol alcanza costos anuales de aproximadamente $185 mil millones.

Una cuarta parte de todos los pacientes consultados por los médicos de cabecera en algunos entornos pueden ser bebedores con riesgo, según estudios revisados por el Grupo Especial, el cual destacó que varias herramientas de exámenes clínicos para problemas relacionados con el alcohol están disponibles actualmente para adultos y mujeres embarazadas, en el sitio de Internet del Instituto Nacional Contra el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo: http://www.niaaa.nih.gov/Publications/AlcoholResearch/.

El Grupo Especial descubrió que las sesiones efectivas con consejeros para adultos identificados como bebedores en riesgo deben consistir en una sesión inicial de 15 minutos que incluye asesoría para la reducción de la cantidad de alcohol que se consume en la actualidad, información acerca de patrones actuales de consumo de alcohol, establecimiento explícito de metas, usualmente para moderación; asistencia en alcanzar ese objetivo, y seguimiento mediante llamadas telefónicas, visitas repetidas y monitoreo repetido. Las sesiones de asesoramiento pueden llevarse a cabo en la consulta del medico de cabecera por parte de uno o más miembros del equipo de atención médica, incluyendo médicos y otros practicantes de salud, así como educadores y otros expertos adiestrados en métodos de asesoría específica a problemas de uso indebido del alcohol. Asimismo, el Grupo Especial destacó que el sistema de apoyo a nivel de consultas de médico de cabecera como avisos, recordatorios, procedimientos de asesoría por pasos, y materiales de educación para el paciente puede resultar de gran utilidad.

"El examen y asesoría efectiva utilizando las herramientas más recientes de la ciencia durante visitas de rutina al medico de cabecera pueden atenuar las severas consecuencias del abuso del alcohol. Sin embargo, hay una necesidad crítica de más estudios e investigaciones para la determinación de métodos efectivos de examen y asesoría en el caso de los adolescentes", aseguró el Dr. Ned Calonge, Presidente del Grupo Especial y Director Médico Ejecutivo y Epidemiólogo Estatal del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado.

En un descubrimiento independiente, el Grupo Especial determine que no existen evidencias científicas rigurosas suficientes para recomendar a favor o en contra de los exámenes e intervenciones de asesoramiento en la consulta del médico de cabecera para reducir el abuso de alcohol entre los adolescentes. Aunque los jóvenes adultos con edades entre 18 y 25 años reportan los mayores índices de abuso de alcohol y embriaguez, el Grupo Especial encontró escasos estudios de calidad acerca de las intervenciones en la consulta del médico de cabecera para reducir el abuso del alcohol en casos de adolescentes. Según enfatizó el Grupo Especial, se necesitan más investigaciones al respecto.

El Grupo Especial, patrocinado por la Agency for Healthcare Research and Quality (Agencia para la Investigación y Calidad de los Cuidados de la Salud o "AHRQ," es el principal panel independiente integrado por expertos en prevención y cuidados primarios del sector privado, el cual conduce evaluaciones rigurosas e imparciales en una amplia gama de servicios de prevención. Sus recomendaciones se consideran la Regla de Oro de los servicios clínicos preventivos. El Grupo Especial basó sus conclusiones en el informe de un grupo de investigación encabezado por la Dra. Evelyn P. Whitlock, M.D., M.P.H., del Centro de Evidencias Basadas en la Práctica de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon, el Centro de Investigaciones de Salud de Kaiser Permanente y el Centro Médico de Asuntos de Veteranos de Portland.

El Grupo Especial categoriza la fuerza de la evidencia de "A" (recomendación especial), "B" (recomendación), "C" (no hay recomendación a favor o en contra), "D" (recomendación en contra) o "I" (insuficientes evidencias para recomendar a favor o en contra del examen). El Grupo Especial recomienda el examen y asesoría de adultos y embarazadas (recomendación de "B"). Asimismo, el Grupo Especial halló insuficientes evidencias para recomendar el examen y asesoría en el caso de los adolescentes (recomendación de "I").

Las recomendaciones con respecto al examen y asesoría con relación al alcohol, así como varios materiales para los médicos, estarán disponibles en el sitio de la AHRQ: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspsdrin.htm. Las recomendaciones, resúmenes de evidencias, hojas de datos de fácil lectura como explicación de comentarios y materiales relacionados previos, están disponibles a solicitud, llamando a AHRQ Publications Clearinghouse al teléfono (800) 358-9295 o enviando un mensaje a la dirección electrónica AHRQPubs@ahrq.hhs.gov. También hay disponibilidad de información clínica de National Guideline Clearinghouse™.

Para más información, comuníquese con AHRQ Public Affairs, (301) 427-1539 o (301) 427-1855.


 

The information on this page is archived and provided for reference purposes only.

 

AHRQ Advancing Excellence in Health Care